lunes, 19 de noviembre de 2018

La política explicada con vacas...











WTF! de todas las formas posibles







Para asombrarte...







Dibujando monstruos a partir de machas casuales de café







Así se manifiesta la mentira en el lenguaje corporal









Humor decepcionado







Descubren una nueva estrella rodeada de mega estructuras alienígenas

Un grupo internacional de científicos ha hallado una nueva estrella cuya luminosidad fluctúa misteriosamente lo cual hace pensar en que esté roadeada de 'estructuras alienígenas'. Un avance de la investigación sobre la estrella descubierta, denominada VVV-WIT-07, ha sido divulgado en el portal arXiv.org.


Los astrónomos se advirtieron del objeto celeste mientras estaban examinando datos del programa VISTA Variables, que estudia el área central de la Vía Láctea, y buscaban supernovas y estrellas que de repente se iluminan a medida que explotan. Los científicos disponían de las observaciones de VVV-WIT-07 en el período entre 2010 y 2018.

En estos años, el brillo de la estrella aumentaba y disminuía sin un patrón establecido, hasta en algunos momentos llegar a hacerlo en un 80 %.

"No sabemos qué tipo de objeto es", afirmó el astrónomo Roberto Saito, de la Universidad Federal de Santa Catarina en Florianópolis, Brasil. "Y eso es interesante", añadió, citado por Science News.

Los científicos con los que colabora afirman que la VVV-WIT-07 podría tener algún tipo de escombro orbitándola que bloquea periódicamente su luz. Pero Saito y sus colegas aseguran necesitar más observaciones para determinar si esta es la verdadera causa de las fluctuaciones.

El comportamiento del objeto se asemeja al de otra estrella parpadeante, conocida como la de Tabby (KIC 8462852), que también mostró importantes cambios en su atenuación de hasta un 22%. Entre las teorías sobre ese extraño patrón de oscurecimiento, figuraba una que sugiere la existencia de una mega estructura alienígena que gira alrededor de la estrella.

No obstante, una investigación del año 2018 apuntó a que los cambios de luminosidad en KIC 8462852 se deberían a partículas de polvo que bloquean algunas longitudes de onda de luz, y no al bloqueo de un objeto gigante.

Asimismo, existe otra estrella parpadeante, J1407, cuyo comportamiento coincide incluso más con el de VVV-WIT-07. Esta estrella se atenúa periódicamente hasta en un 95 %, según el descubrimiento en 2012 del equipo del astrónomo Eric Mamajek, de la Universidad de Rochester en Nueva York. Los astrónomos piensan que la J1407 alberga en su órbita un planeta con un enorme sistema de anillos que eclipsa periódicamente a la estrella.




La razón por la que las heridas se curan más rápido de día que de noche

En el año 2017, los investigadores de la Universidad de Cambridge examinaron cómo las células de la piel llamadas fibroblastos respondían de manera diferente según la hora del día. Las implicaciones del estudio fueron fascinantes: la reparación del tejido dañado podía variar drásticamente según el momento de la lesión.


Su trabajo cambió la forma de pensar de hace décadas. Antes se creía que los ritmos circadianos, los cambios biológicos que siguen un ciclo diario y responden al día y la noche, estaban controlados únicamente por el “reloj maestro” del hipotálamo del cerebro. Sin embargo, el estudio cambió la perspectiva: el mantenimiento del tiempo biológico se extiende a todas las células del cuerpo.

Cuando nos hacemos una herida, las células de la piel que comentábamos, los fibroblastos, migran al área afectada y producen proteínas restauradoras (como el colágeno) que ayudan a reconstruir el tejido dañado. Ocurre que estos primeros respondedores dependen de una proteína llamada actina para hacer su trabajo. ¿Qué pasa cuando no hay suficiente? Que la motilidad de los fibroblastos se ve afectada.

Cuando esto ocurre, lo que determina los niveles de actina es el ritmo circadiano. Y como cualquiera de nosotros, estas células de la piel son esclavas del ciclo día-noche.

Para estudiar cómo funciona esta actividad, los científicos de Cambridge examinaron los cultivos de fibroblastos cultivados en placas de Petri. Cuando los cultivos se analizaron en diferentes momentos, las heridas sufridas en condiciones simuladas de “noche” se curaron más lentamente que durante el día. Esto ocurrió debido a las diferentes velocidades de respuesta de los fibroblastos. Según explican los autores: Esto es consistente con la capacidad migratoria de las células, adyacente a una herida naciente, determinada por el estado dinámico de la actina en la fase circadiana cuando se incurre en la herida.

Luego pasaron a realizar pruebas con ratones, y los resultados fueron idénticos: los animales se curaban más rápido si se mantenía un corte durante sus horas de vigilia que cuando normalmente habrían estado dormidos: Vemos constantemente una diferencia doble en la velocidad de curación de la herida entre el día y la noche del reloj corporal. Además, estas respuestas pueden ser manipuladas. Tanto en las células como en los ratones, podemos restablecer la respuesta de curación del tejido engañando a las células para que crean que es una hora diferente del día, como encender las luces por la noche y apagarlas a diferentes horas del día para los ratones o usar fármacos que alteren el reloj en las células en el laboratorio.

Esta “manipulación” es precisamente una de las claves de su estudio, ya que podría tener unas implicaciones potencialmente enormes en los tratamientos médicos. Por ejemplo, los investigadores creen que permitiría a los cirujanos adaptar las operaciones a los momentos en que los pacientes pueden responder mejor.

De hecho, tras los resultados del estudio pionero que tuvo lugar en 2017, el equipo analizó los datos clínicos de pacientes que habían recibido lesiones por quemaduras. Encontraron un diferenciador sorprendente en los resultados del tratamiento.

Y es que las quemaduras sufridas en la noche (definidas entre las 8 pm y las 8 am) tomaron en promedio de un 60% más de tiempo para curarse que las mismas lesiones sufridas durante el día: 28 días para quemaduras nocturnas, en comparación con solo 17 días para quemaduras recibidas entre las 8 am y 8 pm.

Se necesitan más estudios que están teniendo lugar en estos momentos, pero todo indica que se podría conducir a nuevos tipos de tratamientos médicos centrados en la ciencia de los ritmos circadianos. “No solo se pueden identificar nuevos objetivos farmacológicos, sino que también se puede aumentar la efectividad de las terapias establecidas al cambiar la hora del día en que se administran”, zanjan los investigadores.




Limpiar el chupete de tu hijo con tu saliva ayuda a prevenir alergias

Seguro que padres y cuidadores están acostumbrados a ver cómo el chupete de un bebé acaba en el suelo. Cuando esto ocurría con el de mi primer hijo, me apresuraba a limpiar el chupete sucio hirviéndolo en agua o lavándolo cuidadosamente en el fregadero. Pero cuando nació mi segundo hijo, ya estaba mucho más relajado y comencé a hacer algo que algunos padres podrían considerar un poco asqueroso: chupar el chupete de mi hijo que se había caído para limpiarlo. No era consciente en ese momento, pero como sugiere esta nueva investigación, en realidad podría haberle hecho un favor a su sistema inmune.

Las madres que limpian los chupetes chupándolos tienen bebés con una respuesta alérgica más baja, según una nueva investigación realizada por científicos del Hospital Henry Ford en Detroit. La autora principal del nuevo estudio, la alergóloga Eliane Abou-Jaoude, presentará los hallazgos de su equipo en la reunión anual del American College of Allergy, Asthma, and Immunology (ACAAI), que se realizará en Seattle esta semana.

“Entrevistamos a 128 madres de bebés varias veces durante un período de 18 meses y les preguntamos cómo limpiaban el chupete de sus hijos”, dijo Abou-Jaoude en un comunicado. Del 58 por ciento de las madres cuyos hijos usaban chupetes, el 41 por ciento dijo que los limpiaban mediante esterilización (por ejemplo, hervir el chupete en agua), el 72 por ciento dijo que los lavaba a mano, y el 12 por ciento de las madres dijo que limpiaban los chupetes de sus bebés chupándolos.

Los investigadores encontraron que los hijos de las madres que chupaban sus chupetes tienen niveles más bajos de un anticuerpo llamado inmunoglobulina E o IgE. Este anticuerpo está relacionado con las respuestas alérgicas del cuerpo, dijo Abou-Jaoude. Con algunas excepciones, los niveles más altos de IgE indican un mayor riesgo de desarrollar alergias y asma.

La disminución de los niveles de IgE, y por tanto, su efecto protector contra las alergias, comenzaba pasados los 10 meses, y el efecto continuaba hasta los 18 meses. Hace falta investigar más para comprender por completo lo que sucede, pero Abou-Jaoude sospecha que las madres están transfiriendo microbios que ayudan a la salud de sus hijos. Los investigadores también quieren saber si esa menor producción de IgE que han observado en estos niños continúa durante los siguientes años.

Que chupar los chupetes para limpiarlos pueda ayudar a prevenir alergias, no es realmente una sorpresa. Una investigación publicada en 2016 ya mostró que los niños Amish son mucho menos susceptibles a las alergias, una consecuencia probable puesto que están expuestos a una amplia variedad de microbios. También descubrieron que los niños que se muerden las uñas y se chupan los pulgares desarrollan menos alergias. Estos hallazgos añaden más credibilidad a la “hipótesis de la higiene”, la idea de que las tasas crecientes de enfermedades autoinmunes y alérgicas observadas en todo el mundo están relacionadas con la obsesión (relativa) de la sociedad con la limpieza. Así que un poco de suciedad en realidad podría incluso ayudar a nuestros hijos.

“Sabemos que la exposición a ciertos microorganismos en las primeras etapas de la vida estimula el desarrollo del sistema inmunológico y puede proteger contra enfermedades alérgicas más adelante”, dijo Abou-Jaoude. “Chupar el chupete puede ser un ejemplo de una forma en que los padres pueden transferir microorganismos sanos a sus hijos pequeños”.

Es importante señalar que este nuevo estudio señala que existe una relación entre los padres que chupan el chupete del niño y los niños que tienen niveles más bajos de IgE, pero eso no prueba que chupar el chupete cause una IgE más baja. La correlación, como sabemos, no siempre implica causalidad. Otra cosa que hay que recordar es que esta investigación está basada en lo que dicen los padres. Según esta investigación, solo el 12 por ciento de las madres dijeron que usan esta técnica para limpiar los chupetes. La cifra real podría ser mayor que eso, si algunas madres no quisieran admitir que lo hacen. Aunque también podría ser menor. En cualquier caso, esto podría afectar a los resultados.

Y, por último, esta investigación no habla de los riesgos que puede tener chupar ciertos gérmenes. Recoger un chupete del suelo de un centro comercial o un aeropuerto, y luego limpiarlo con la boca, podría hacer que los padres o el niño contrajesen alguna enfermedades contagiosa. Aunque este nuevo estudio ofrece información nueva e importante sobre los factores que influyen en la respuesta alérgica de un niño, no debe considerarse como un respaldo científico a esa práctica.




Impresionantes y espectaculares imágenes del concurso "EPSON International Pano Awards"

Fotógrafos profesionales y aficionados de todo el mundo participaron en la novena edición de los premios EPSON International Pano Awards.

Los avances en la fotografía digital y el software de edición han dado lugar a un aumento cada vez mayor de la popularidad del montaje de imágenes, especialmente en el formato panorámico. La fotografía inmersiva, panorámicas de 360ª de la realidad virtual, también continúa desarrollándose a un ritmo rápido.


Combinando la luz del sol en la Toscana
Ganador categoría abierta.
Veselin Atanasov, Bulgaria.

Ceremonia Real en el Parque Daedunsan
Ganador categoría Amateur.
Nathaniel Merz, Corea del Sur.

Sal roja
Premio Imagen aérea.
Kevin Krautgartner, Alemania.

Granjas de algas sin fin
Ganador captura de película
Zay Yar Lin, Myanmar.

Mamba negra. Pase de Maloya, Suiza
Ganador premio Comisario del Certamen.
Stefan Thaler, Austria.

Chispa. Gran Cañón, EE. UU.
Ganador del Premio EPSON Arte Digital.
Colin Sillerud, Estados Unidos.