lunes, 26 de noviembre de 2018

Personajes de "Game of Thrones" irreconocibles sin su maquillaje

Shireen Baratheon — Kerry Ingram

The Night King — Richard Brake

Leaf — Kae Alexander

Osha — Natalia Tena

Septa Unella — Hannah Waddingham

Wun Wun — Ian Whyte

¡Sip!, te quedó "casi" bien







Coincidencias "muy coincidentes"







El mundo de las sombras es otro mundo







21 imágenes cargadas de enorme creatividad







Sugerentes ilustraciones que te harán reflexionar







Humor rencoroso







Chrome eliminará las extensiones que se instalan sin nuestro conocimiento

Aunque para muchos es algo desconocido, lo cierto es que Google Chrome tiene integrada una herramienta de limpieza para nuestro ordenador. Esta es capaz de buscar todos los programas o aplicaciones que afecten al rendimiento del navegador, además de otras herramientas que comprometen su buen funcionamiento. En un principio, su funcionalidad fue más limitada, pero poco a poco va recibiendo novedades bastante interesantes.


Según las últimas informaciones, el código de Google Chrome contendrá novedades para su herramienta para limpiar el ordenador. Concretamente, la habilidad de eliminar las extensiones que se instalan sin nuestro consentimiento en el equipo utilizando las directivas de grupo de Windows. Esta funcionalidad no estaba disponible hasta la fecha.

En el futuro código de Google Chrome se describe esta novedad como “update chrome_cleaner/chrome_utils to remove force-installed extensions”, es decir, una actualización de la herramienta de limpieza de Chrome para eliminar las extensiones forzadas o instaladas sin consentimiento del usuario. Aunque parezca que esto no es algo común, esta problemática afecta a más usuarios de los que podamos imaginar.

A partir de ahora, la herramienta de limpieza de Google Chrome será capaz de detectar y eliminar aquellas extensiones que no hemos instalado nosotros mismos voluntariamente. Además, contendrá una lista blanca de extensiones que sí se permitirá que se instalen en el navegador sin consentimiento, algo necesario en organizaciones por parte de los administradores de sistemas.

En este caso, con extensiones forzadas se refieren a aquellas que se han instalado sin interacción del usuario aprovechando la ayuda de la directiva de grupo de Windows. Esto es necesario en organizaciones, pero también se aprovecha en otros entornos más cotidianos para colar extensiones con malware o con adware.

El problema es que, hasta ahora, Google Chrome no acababa con estas extensiones de forma proactiva y teníamos que peinar el registro para buscarlas. Mientras tanto, podemos revisar el registro de Windows para comprobar si tenemos activa alguna de estas extensiones en el equipo. Para ello, visitaremos: HKLMSOFTWARE>Policies>Google>Chrome>ExtensionInstallForcelist

Ahí podremos identificar todas las extensiones instaladas utilizado la directiva de grupo de Windows y comprobar si tenemos algo que nos suene “conflictivo”. En poco tiempo será el propio Chrome el encargado de lidiar con ellas.




Astronautas rusos comprobarán si realmente EEUU llegó a la luna

El pasado sábado, el jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, en el marco de una reunión con el presidente de Moldavia, Igor Dodon, prometió comprobar si los astronautas estadounidenses alunizaron en julio de 1969, informa Interfax.


"Nos hemos planteado este objetivo: volar [a la Luna] para verificar: si llegaron o no llegaron allí... Ellos dicen que sí llegaron, nosotros lo comprobaremos", dijo Rogozin en tono de broma, respondiendo a la pregunta correspondiente del presidente de Moldavia.
Proyecto conjunto
Además, el jefe de Roscosmos ha informado que la agencia espacial rusa y la NASA estadounidense comenzaron a preparar a las tripulaciones para trabajar en las condiciones extremas de la órbita lunar, y ambas partes ya comenzaron a ajustar en consecuencia los programas de experimentos en la Estación Espacial Internacional.

"Ahora estamos redirigiendo todos los experimentos para crear las tecnologías y preparar a la tripulación para el trabajo en condiciones mucho menos cómodas. Es decir, cuando una nave espacial no podrá llegar mañana y traer agua", precisó Rogozin. Además, los miembros de la tripulación deberían poder reconstruir cualquier parte de la nave usando las impresoras 3D: "si algo falla, todo se arregla de inmediato".

Asimismo los esfuerzos de Roscosmos y la NASA están dirigidos a "la introducción generalizada de la robótica, la tecnología de androides que reemplazaría el trabajo arriesgado de los cosmonautas en la órbita", agregó.

Nuevos retos, nuevos riesgos
Al mismo tiempo, el jefe de Roscosmos subrayó que la exploración de la Luna está asociada con nuevos riesgos. "Una cosa es mantener una estación [espacial] con personas a bordo a una altitud de 400 kilómetros, y otra cosa es hacerlo a una altitud de 400.000 kilómetros", indicó.

"Estamos creando un sistema de transporte para volar a la Luna. No solo para circunvolarla y estar en la órbita lunar, sino para trabajar en su superficie [de la Luna]. Es decir, [estamos creando] una cápsula de descenso, para no solo poder aterrizar, sino también despegar", reveló.

El objetivo final del proyecto es crear una base visitable (no habitable) en la Luna, concluyó Rogozin al agregar que "ningún país, ni siquiera el más rico, lo conseguiría solo".



La organización que usa a Facebook para luchar contra...¡Facebook!

Un grupo de oposición a Facebook está utilizando las herramientas de la plataforma de la red social en su contra, con el objetivo de persuadir a sus empleados a filtrar información de la compañía, informa NBC News.


De acuerdo con la cadena, dichos opositores piden regulaciones más estrictas para el gigante de la tecnología. Freedom from Facebook (Libertad de Facebook) anunció el pasado martes del lanzamiento de una campaña publicitaria en Facebook para ofrecer a los empleados de la empresa, "que se sienten incómodos con los eventos recientes", expresar sus preocupaciones.

"¿Está preocupado por lo que está sucediendo dentro de Facebook? Comparta sus inquietudes de manera confidencial y anónima", dice el mensaje de uno de los anuncios.


Según un comunicado de prensa de la organización, los empleados de Facebook podrían enviar "anónimamente" sus denuncias, utilizando el sitio web del grupo o el correo electrónico cifrado.

Sin embargo, todavía no está claro si los anuncios se distribuyen sin problemas o Facebook rastrea la actividad y es capaz de bloquearlos o identificar a quiénes los ven.

Mientras tanto, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ya había advertido el viernes pasado a los empleados de la empresa en una reunión que despedirá a cualquiera que filtre información sobre la compañía a los medios, según The New York Times.





Misterios y fantasmas de la Casa Blanca

«La Casa Blanca es compleja e incluye secretos ocultos difíciles de creer». Así comienza el primer capítulo de «Misterios en el museo», que bucea en los orígenes del 1600 de Pennsylvania Avenue para destripar los misterios del la residencia del presidente de EE.UU., uno de los edificios más famosos de la Historia y también uno de los que más incógnitas guarda. El programa, dirigido por Nicholas Zeig-owens y Justin Lee Stanley, cuenta con el conocido rostro de Travel Channel, Don Wildman, como «guía de viaje» de un documental que en poco más de cuarenta minutos de duración ahonda en algunos de los falsos mitos que siempre han rodeado el emblemático edificio.

La Casa Blanca es mucho más que una residencia presidencial. El devenir de la política estadounidense quedará para siempre grabado en sus muros y, como ocurre con otros lugares como pueden ser el Vaticano, en Roma, su historia está también plagada de leyendas que en más de una ocasión se han tratado como ciertas. Por poner un par de ejemplos, ni Abraham Licoln durmió jamás en la habitación que lleva su nombre ni Kennedy habló en ningún caso con Kruschev por el famoso teléfono rojo que, por cierto, no es más que un invento del cine.

El famoso complejo ubicado en Washington ha sido moldeado por buena parte de sus inquilinos para dar lugar al icónico edificio que hoy visitan millones de turistas. La actual Casa Blanca, de hecho, existe tal y como la conocemos desde el siglo XX y su habitación más famosa, el despacho oval, no se construyó hasta 1934. Durante sus primeros cien años de existencia, afirma Wildman en «Misterios en el museo», el edificio presentó multitud de errores de diseño que a punto estuvieron de suponer su desaparición. Uno de ellos fue el cometido por el 26º presidente de EE.UU., Theodor Roosevelt, quien se volcó en reorganizar el espacio en la Casa Blanca para separar las áreas privadas de las públicas y generar, así, una mejor división del trabajo. Durante la restauración, no obstante, Roosevelt encargó eliminar un muro de carga que años después a punto estuvo de tirar abajo la residencia presidencial.

El fuego y la heroína Dolley Madison
No fue la única vez que el edificio estuvo a punto de desaparecer. En 1812, la residencia del hoy presidente de EE.UU., Donald Trump, se convirtió en pasto de las llamas durante la guerra anglo-estadounidense. Las tropas británicas, tras llegar a Washington, se dirigieron rápidamente hacia el símbolo de la ciudad para derribarlo. Allí, la entonces primera dama Dolley Madison aguantó hasta el último minuto salvaguardando los objetos más preciados del edificio así como documentos clave para la historia de los americanos. Dolley, que se convirtió en heroína nacional tras aquella hazaña, abandonó la Casa Blanca momentos antes de que las tropas británicas asolaran el lugar. El 24 de agosto de 1814 el fuego se tragó el mayor símbolo de EE.UU.

El fantasma de Abraham Lincoln
Una de las leyendas más populares de cuantas rodean a la Casa Blanca es aquella que asegura que el fantasma del presidente Abraham Lincoln sigue presente en el 1600 de Pennsylvania Avenue. Como cuenta la historia, el presidente tuvo un sueño el día en que fue asesinado por John Wilkes Booth y afirmó ante su Gabinete que «fui despertado por un gemido débil procedente de algún lugar cercano. Me levanté, y comencé a buscar el ruido, finalmente encontrando mi camino a la sala este, donde hombres y mujeres estaban envueltos en mantos funerarios. Ví un ataúd en un estrado, y soldados en cada extremo. Un capitán estaba de pie cerca, y me dirigí a él: 'Quién está muerto en la Casa Blanca' dije. 'El Presidente', es su respuesta, 'fue asesinado por un asesino.' En el ataúd había un cadáver con ropas funerarias, pero el rostro estaba oscurecido». Años después del asesinato, el entonces primer ministro británico Wiston Churchill aseguró haberse topado con el fantasma y, por ello, pidió a Franklin D. Roosevelt que le alojara en cualquier otro dormitorio del edificio.