martes, 27 de noviembre de 2018

Cómo han cambiado algunos famosos con el paso del tiempo







La perfección está en todos lados, sólo debes saber mirar...







¿Cuál será la historia detrás de estas fotos?







Los occidentales jamás entenderemos a los asiáticos







¡Aunque no lo creas son tortas!







Convirtiendo los dibujos de su hijo en personajes de Animé

Thomas Romain es un artista frances de animé, quien reside en Toko. Su principal inspiración es su propio hijo que dibuja lo que se le ocurre mientras su padre transforma su creación en un verdadero animé.







Cualquier cosa puede ser una nave espacial

El artista Eric Geusz muestra su habilidad para convertir cualquier cosa en una nave espacial, literalmente "cualquier cosa". Sus creaciones son subidas Página de Instagram






Humor bonito







¿Cómo sería la tierra si girara en sentido contrario?

Sabemos que si la Tierra dejara de girar de repente el resultado sería catastrófico. También sabemos que si comenzase a girar al doble de su velocidad actual sería doblemente catastrófico pero, ¿y si girara en sentido contrario? ¿Y si lo hiciera así desde su formación?


Aunque no nos demos cuenta de ello estamos girando muy rápido. La Tierra hace que nuestros cuerpos giren de oeste a este a gran velocidad.

Ahora bien, si el planeta girará hacia el otro lado en un cambio repentino, probablemente todos moriríamos aplastados contra algún muro. ¿Y si fuera desde sus orígenes? Si la Tierra estuviera girando de este a oeste desde sus orígenes la cosa sería muy diferente.

Lo cierto es que las estaciones no cambiarían, ya que eso se basa en la inclinación de la Tierra, pero resulta que el clima sería muy diferente, tanto, que muy probablemente habría cambiado el curso de la historia.

Al igual que el amanecer y el atardecer cambiarían de dirección, el movimiento de las cosas en el planeta también lo haría. Eso incluye tanto vientos como giros oceánicos, o bucles de corriente. Y esto a su vez se debe a lo que denominamos efecto Coriolis, donde la trayectoria de algo que se mueve en otro objeto giratorio se curva.

Tal y como está ahora, el giro de la Tierra hace que los vientos y el agua fluyan hacia el norte desde el ecuador para tomar una gran curva en el sentido de las agujas del reloj (al menos desde nuestra perspectiva en la Tierra). Por ejemplo, la corriente del Golfo lleva agua caliente hasta el Atlántico nororiental, y las denominadas corrientes de chorro transportan agua, en forma de nubes, desde Canadá hasta el Reino Unido.

Sin embargo, si le “damos la vuelta” la cosa cambia. Entonces Europa occidental se enfriaría significativamente. De hecho, un estudio realizado en 2008 descubrió que Reino Unido y Escandinavia se habrían enfriado unos 10 grados, aunque también que el mar Mediterráneo se convertiría casi en agua dulce debido a un enorme aumento de las precipitaciones en el norte de África.

Este año, en el marco de la Asamblea General de la Unión Europea de Geociencias, los investigadores presentaron más cambios posibles basados ​​en una simulación de la Tierra girando hacia atrás durante 7000 años. Lo que una vez fue el Sahara y el desierto de Oriente Medio se cubrió completamente de pastos y bosques.

El interior australiano tampoco estaba tan seco. Los principales desiertos de la Tierra se transfirieron a una parte significativa de lo que habría sido la selva tropical del Amazonas, parte del norte de China y el sureste de Estados Unidos. Además, con áreas más pequeñas del desierto y más árboles para actuar como sumideros de carbono, la simulación mostró una caída de la temperatura promedio mundial de aproximadamente 0,2 grados.

Puede que no parezca mucho, pero es que no se necesita mucho para que un cambio de temperatura global tenga un efecto significativo en el clima.

Finalmente, la corriente de agua invertida causó una caída significativa de oxígeno en las profundidades del océano, lo que llevó a una floración de cianobacterias, que en realidad son algas, en el Océano Índico. De ahí surgiría una población que, básicamente, nunca se ha visto entre las floraciones de algas en la Tierra que conocemos girando de oeste a este.

En cuanto a cómo 7000 años de estos climas habrían cambiado la historia humana, es más complicado y posiblemente casi imposible de predecir. Con todo, estudios como los comentados han ofrecido una idea de cómo parte de nuestra historia cambió por el simple hecho de que la Tierra gire como lo hace, de oeste a este.