Páginas

lunes, 21 de enero de 2019

Todo tiene arreglo

 






¿Estás seguro que eso es seguro?







Humor inseguro







Ligirofobia: miedo al ruido de explosiones

Quizá no sabía ni que padecías esta fobia, pero existe. Si has ido a una fiesta de cumpleaños, está todo lleno de globos y empiezas a temer que en cualquier momento puedan comenzar a estallar; o te pones muy nervioso y sudoroso cuando durante una festividad lanzan cohetes al cielo o petardos en el suelo... es probable que sufras ligirofobia, o lo que es lo mismo, miedo a los ruidos fuertes, agudos y normalmente repentinos. Pero, tranquilo, que no eres el único que la padece.

Para entenderlo mejor, miremos primero a la palabra (que de por sí ya es rara y seguro que muchos no habíais escuchado en vuestra vida). "Ligirofobia" está compuesta del griego "ligir, que significa "agudo" y "fobos", que se refiere al "miedo". Así que si lo tomamos por su parte más literal, sería "miedo a sonidos agudos". Existe uno muy parecido que es la "fonofobia", que en este caso sería que tememos a ciertos sonidos puntuales (sorbido del café o la sopa, el goteo de líquidos, un cubierto sobre un plato o de la tiza en una pizarra).

Muchas veces, ni siquiera hace falta que ese sonido se produzca. Es decir, el mero hecho de saber que en unos instantes puede desencadenarse ese estruendo es suficiente para que nuestro cuerpo reaccione con sudoración, ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, náuseas, aumento de la frecuencia cardíaca o incluso sequedad de boca. Por ejemplo, si estás rodeado de gente que está inflando globos con la boca y te piden que les ayudes a hacerlo, es muy probable que puedas llegar a sufrir una pequeña crisis. No tiene por qué explotar ninguno, pero el mero hecho de estar en esa situación puede resultar extremadamente estresante.

Según apuntan en Psicología y Mente, en caso de que sea persistente, podría no tratarse de un miedo de origen psicológico, "sino un síntoma de hiperacusia, que es la disminución de la tolerancia de los sonidos naturales causada por afectaciones en la fisiología de oído". Habitualmente, este tipo de fobia se presenta en niños pequeños e irá desapareciendo con el paso de los años, pero son muchos quienes la siguen padeciendo de adulto (así que no os sintáis raros). Lo que sí es posible es que hayáis podido controlar los síntomas que os producen, algo que de pequeños era más complicado.

Lo cierto es que muchas personas ni siquiera se lo habían planteado nunca, porque se trata de una fobia con la que puedes vivir sin problemas y que si apareció, fue en un momento de la niñez (es decir, ni siquiera recuerdas qué experiencia traumática desencadenó ese miedo). Y es que las situaciones en las que puedas encontrarte con estos ruidos fuertes y repentinos se producen en contadas ocasiones, como en fiestas.



13 de las películas mas controvertidas de todos los tiempos

El cine está destinado a crear corrientes de opinión, incluso polémica. Pero algunas películas causaron tal controversia que levantaron multitud de quejas y protestas e incluso se prohibieron en todo el mundo.

Estas son algunas de las 13 películas más polémicas de todos los tiempos, algunas de las cuales todavía nos hacen sorprendernos y sentir una punzada muy dentro. ¿Cuántas de ellas has visto y cuánto te ofendieron?

1. El nacimiento de una nación (1915)

¿Por dónde comenzamos con la infame película de DW Griffith? En ella se retrató a los negros (muchos interpretados por actores blancos con la cara pintada con betún) como personajes violentos y al Ku Klux Klan como héroes, y se cree que ha sido responsable de un resurgimiento del KKK real, así como de incitar a ataques violentos contra las personas de raza negra.

La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color protestó contra la película, lo que obligó a que fuera prohibida en algunos lugares, pero no impidió que también se convirtiera en un éxito repentino en los EE.UU. Hoy en día, se la recuerda como una obra maestra técnica... y como una espantosa obra de propaganda racista.

2. La naranja mecánica (1971)

Stanley Kubrick , al que incluso se le llegó a acusar de ser el director que dirigió el falso aterrizaje de la Luna (los conspiranoicos no paran nunca), nunca se ha apartado de la controversia. Pero La naranja mecánica siempre ha sido la joya de la corona en cuanto a la polémica se refiere dentro de su brillante obra cinematográfica.

La más que evidente ultra violencia de la película atrajo la ira de los censores, incluyendo a la Oficina Católica Nacional para las Películas (NCOMP), cuya calificación "C" (Condenado por la Legión de la Decencia) significaba que los católicos estadounidenses tenían estrictamente prohibido ver la película.

Hoy en día está considerada un punto de referencia a la hora de hablar de términos de reducción de los controles sobre la violencia mostrada en el cine. Sin embargo, los intentos de vincular La naranja mecánica a varios crímenes violentos, así como las amenazas contra la familia de Kubrick, llevaron al director a solicitar que la película fuera retirada.

3. Los demonios (1971)

Algo en esta película sexualmente explícita, violenta, y que explora temas religiosos y que cuenta como protagonista con la gran Vanessa Redgrave en el papel de una abadesa jorobada gritando ‘Polla’, consiguió que mucha gente montara en cólera en la década de los 70. Probablemente las monjas desnudas que no dejaban de fornicar en la película no ayudaron demasiado.

Las acusaciones de blasfemia provocaron que esta irreverente película histórica del director Ken Russell sufriera censura en todos los países donde se estrenó. Parte del material original fue restaurado después de que Mark Kermode descubriera las escenas eliminadas.

4. Garganta profunda (1972)

Esta película tuvo mucha visibilidad a principios de la ‘Edad de oro del porno’, y aspiraba a ser algo más que una diversión rápida de diez minutos en un cine de mala muerte de Time Square. Por tanto, nadie se sorprenderá al saber que los creadores de Garganta profunda fueron acusados de obscenidad.

La película fue prohibida en 27 estados de EE.UU. y no estuvo disponible en el Reino Unido hasta el año 2000. Luego estaban las conexiones con la mafia del productor Louis 'Butchie' Peraino, quien usó a sus socios para distribuir la película, así como las noticias que apuntaron a que la actriz Linda Boreman había sido forzada por su marido para rodar el film. La controversia de Garganta Profunda sigue evidenciando una sociedad menos permisiva que se calienta con poco que vea en la gran pantalla.

5. La última casa a la izquierda (1972)

Esta película de la leyenda del cine de terror Wes Craven trata sobre dos niñas torturadas y violadas en el bosque por una pandilla de matones, y fue especialmente polémica en el Reino Unido.

En 1984 lideró una infame lista sobre películas repugnantes, y fue prohibida en el Reino Unido durante los siguientes 20 años. Todavía es considerada una de las primeras y más poderosas películas de terror post-Vietnam que más cambiaron el género para siempre.

6. El último tango en París (1972)

Esta historia de Bertolucci sobre un romance anónimo es más conocida por la escena de violación anal donde el personaje de Marlon Brando usa la mantequilla como lubricante.

En el momento del estreno, tanto los espectadores como los críticos se sorprendieron por la violencia sexual de las escenas, cosa que se agravó cuando la actriz protagonista Maria Schneider reveló que el elemento de la mantequilla no estaba en el guión ni se le contó antes de la grabación de la escena.

Schneider declaró que la película arruinó su vida: "Me sentí humillada y para ser honesta, me sentí un poco violada, tanto por Marlon como por Bertolucci".

La foto de este huevo tiene 30 millones de Likes en Instagram

La cuenta de Instagram, "World_record_egg", nació con una meta concreta y en cuestión de horas se ha vuelto viral logrando su propósito: tener la imagen con más "me gusta" de la historia de la plataforma (más de 30 millones de likes en tan solo 10 días... y sumando). Supera de lejos a la reina que ocupaba el primer puesto hasta ahora, Kylie Jenner, que en febrero de 2018 subió una foto de su hija recién nacida y que ha recibido hasta el momento más de 18 millones de "apoyos morales" en forma de corazón.

La viralidad ha llegado a su punto álgido este pasado fin de semana, cuando todo el mundo hablaba del huevo y aparecía en el tablón de sugerencias de muchos usuarios. En una plataforma donde el cuerpo ideal parece primordial, chocaba "un huevo" que esta imagen fuera trendy. Así que ha sido cuestión de horas que superase la cifra y que la cuenta se coronase como la primera en conseguirlo en la historia.

Para que te hagas una idea de la rapidez del proceso, solo el domingo logró pasar de 9 millones a 18 en cuestión de 10 horas, superando con creces ya el récord establecido por Jenner y su bebé (...y va camino de los 35, en solo 24 horas).

Y ya advierten, con 3 millones de usuarios y más de medio millón de comentarios en la imagen en cuestión... ¿dónde está su tick verde de "cuenta verificada"?

Pero, ¿quién está detrás?
La dueña de la cuenta no ha querido dar la cara, pero sí que ha intercambiado algunas palabras con el portal digital BuzzFeed News. Se llama Henrietta y es una gallina que vive en el campo en Reino Unido. A pesar de que no han podido hablar por teléfono con ella, ha accedido a contestar algunas preguntas. Asegura que el huevo se llama Eugene y que decidió comenzar con el proyecto cuando a sus manos llegó un artículo con los 20 posts más vistos en Instagram: "En el top estaba Kylie Jenner, así que me lo tomé como un reto a batir, pero no tengo nada personal en contra de ella".

No es el caso de Jenner, quien ya ha decidido qué fin quiere para ese huevo que le ha relegado a un segundo puesto, y no es nada bueno. Así que Henrietta, si nos estás leyendo, desde QUO te animamos a que te alejes lo más lejos de ella que puedas. No queremos que Eugene sufra ningún daño.



Crean un método de impresión 3D cien veces más rápido

Hasta ahora, las impresoras 3D funcionaban acumulando filamentos de plástico capa por capa lo que hace que sean precisas pero lentas. Ahora una nueva técnica permitiría acelerar hasta 100 veces los procesos de impresión 3D convencionales. El avance, publicado en Science Advances, podría cambiar los procesos de producción industrial al permitir una producción mas eficiente y veloz.

El método, desarrollado por expertos de la Universidad de Michigan, liderados por liderado por Timothy Scott, solidifica la resina líquida utilizando dos fuentes de luz para controlar dónde se endurece la resina y dónde permanece fluida. Esto permite realizar patrones más sofisticados, como un bajorrelieve 3D en un solo movimiento, sin necesidad de inyectar varias líneas n una dimensión o secciones transversales 2D.

Al crear una región más amplia donde no se produce la solidificación, se pueden usar resinas más gruesas, potencialmente con aditivos en polvo reforzados, para producir objetos más duraderos. El método también mejora la integridad estructural de la impresión 3D de filamentos, ya que esos objetos tienen puntos débiles en las interfaces entre las capas.

“Es una de los primeras impresoras verdaderamente 3D verdaderos – concluye Scott en un comunicado –. Permite usar materiales mucho más duros y mucho más resistentes y evitar el desgaste”.




Si el mundo fuera realmente a terminar, los científicos ¿nos lo dirían?

Casi todos, en mayor o menor medida, sentimos cierta desconfianza hacia las instituciones, ya sean políticas, militares, científicas o religiosas. Y seguro que en algún momento hemos pensado que nos ocultan muchas cosas. Por eso, no es extraño que muchas personas se pregunten: ¿si un asteroide estuviera a punto de colisionar con nuestro planeta, nos informarían del cataclismo que se avecina?


Michelle Thaller, una astrónoma de laNASA, habló sobre esta cuestión en una charla emitida en Youtube. Y su respuesta fue que sí. Que los científicos de la agencia espacial nos informarían sobre ello. “Además, hay tantos telescopios de particulares observando el cielo, que sería imposible que ese peligro pasase desapercibido. Intentar ocultarlo no tendría ningún sentido”, explicó.

La investigadora contó también que esa pregunta se la han hecho muchísimas veces, especialmente en el año 2012, fecha en la que, según una supuesta profecía maya, iba a producirse el fin del mundo. “Yo solía responder con otra pregunta. Si alguien creía que iba a seguir trabajando como si nada, si supiese que el fin del mundo estaba tan cercano. Y le decía a la gente que, cuando viesen a los científicos, desaparecer, entregarse a la bebida, y dilapidar su crédito profesional, entonces sería cuando deberían preocuparse”, dijo.

La astrónoma también explicó que no había riesgo significativo a corto plazo, de que un gran asteroide pudiera impactar contra nuestro planeta. Que el peligro más grande lo podían suponer otros de pequeño tamaño, cuya colisión no implicaría la destrucción del planeta, pero que si podrían arrasar una ciudad si impactasen en ella.





Se inyectó su propio semen para aliviar su dolor de espaldas (qué podría salir mal?)

Hay casos médicos tan extraños, que parecen inventados. La publicación especializada Irish Medical Journal recoge uno que nos ha dejado “ojiplaticos”. El paciente es un varón de Dublín que acudió a urgencias con un absceso infectado en uno de sus brazos.


Y los médicos que le atendieron quedaron totalmente atónitos, cuando el hombre les confesó que llevaba dieciocho meses inyectándose su propio semen en dicho brazo. Pero, ¿por qué había hecho algo así? Al parecer, porque pensaba que podía servirle como remedio para aliviar el dolor de espalda.

Por supuesto, tan peculiar tratamiento no puso fin a sus molestias. Y además, le causó una grave infección, provocada por el semen que se había filtrado a los tejidos blandos.

Los médicos desconocen por qué el paciente tomó semejante decisión y aseguran que no han encontrado ningún caso similar en la literatura médica. Aunque, suponen que actuó guiado por los consejos de algún curandero charlatán.

En tiempo de desinformación masiva en las redes, resulta vital discriminar qué consejos de salud son rigurosos y cuáles se basan en una pseudociencia nociva: ni el ajo es curativo, ni los tíquets de la compra gastados causan cáncer, ni las 'Flores de Bach' tienen mayor valor terapéutico que el agua. Pero hay casos que rebasan lo insólito: la técnica de 'automedicación' como la de este joven Irlandés. 




El hotel japonés totalmente robotizado "despide" al 50% de sus máquinas

En agosto 2015, se construyó en la ciudad japonesa de Nagasaki el Hen na Hotel, el primer hotel completamente robotizado del mundo.


 En él, todos sus empleados eran máquinas que hacían las veces de humanos para atenderte desde el momento que hacías check-in en el establecimiento hasta tu salida. Incluso había un robot personalizado en cada habitación capaz de echarte una mano para encender y apagar las luces, hacer una llamada o pedir comida a la recepción. Después de casi 4 años de funcionamiento, han tenido que enfrentarse a un ERE robótico para la mitad de la plantilla.

Al menos un 50% de los 243 robots que trabajaban en el hotel han sido retirados de sus funciones porque no estaban cumpliendo las expectativas. Al parecer, daban tal cantidad de problemas que al final eran humanos los que tenían que ir a solucionar dudas a los huéspedes, acabar con procesos de entrada al hotel o responder preguntas de clientes descontentos con el mal trato recibido. Los límites de funcionamiento de muchos de ellos, hacía que sus respuestas llegaran a ser limitadas y no ofrecieran el servicio que requería el puesto de trabajo.


Entre los despedidos están un par de velociraptors que estaban en el recibidor del hotel o un conserje que ayudaba a llevar maletas a las habitaciones. Su eficacia estaba siendo tan baja, que finalmente han tenido que poner a humanos para ocuparse de estos problemas. Así es como vendían esta experiencia hotelera robotizada hace unos años, muy distinta a la que nos encontraremos ahora.

No es la primera vez que asistimos al despido de un robot. En marzo de 2018, Flippy, el robot capaz de freír hamburguesas, se dio de baja al poco de comenzar por estrés. Ya en enero de ese año, el robot Pepper también tuvo que abandonar su puesto en un supermercado. Al parecer, causaba mal impresión a los clientes.



6 momentos incómodos al filmar escenas de sexo

La carrera de actor o de actriz en Hollywood tiene muchas ventajas, pero rodar una escena de sexo no se encuentra con toda probabilidad entre ellas, sobre todo, si las cosas no salen de acuerdo a como estaba previsto.

Aquí tienes algunos momentos que quedarán grabados para siempre en la memoria de aquellos que los protagonizaron.

1. Allison Janney – La Vida en Tiempos de Guerra

Allison Janney habrá vivido miles de situaciones después de 30 años trabajando en televisión, cine y teatro, pero seguramente ninguna como la que protagonizó durante el rodaje de La Vida en Tiempos de Guerra, cuando la escena de sexo que tenía que rodar con su compañero de reparto Michael Lerner tuvo un final inesperado.

"Teníamos que hacer el amor de pie y yo tenía que estar contra una pared. Antes de rodar la escena nos rociaron el cuerpo con un líquido brillante para parecer que estábamos sudando, pero nadie se dio cuenta de que el suelo de la habitación era de mármol", explicó durante una entrevista.

"Cuando el director gritó 'Acción' Michael me empujó contra la pared, pero resbaló y cayó al suelo. Fue terrible, nunca podré olvidarlo".

2. Anne Hathaway – Amor y Otras Drogas

Es normal que en una escena de sexo los miembros del equipo actúen de la misma forma que en cualquier otra escena de la película. Por eso, durante el rodaje de Amor y Otras Drogas, no se esperaban que Anne Hathaway apareciera desnuda cuando no le tocaba, mostrando todos y cada uno de sus encantos.

Anne, quien tenía a Jake Gyllenhaal como compañero de reparto, pensó que estaban rodando cuando vio a todos en sus respectivos puestos, pero resultó no ser así.

"Tenía que quitarme la gabardina, que era lo único que llevaba, y quedarme desnuda", dijo en el estreno de la película "¡Pero resultó que solo era un ensayo, así que me desnudé innecesariamente delante de toda aquella gente!"

3. Ryan Reynolds – El Cambiazo

Los actores son los primeros en no querer pasar demasiado tiempo rodando una escena de sexo delante de todo el equipo porque... bueno, siempre es una situación incómoda. Ryan Reynolds no supo cómo reaccionar cuando su compañera de reparto, Olivia Wilde, decidió gastarle una broma.

"En una escena tengo que quitarle la ropa, el sujetador y, de repente, me encuentro con que lleva puestos unos cubrepezones en forma de smileys", confesó en un programa de televisión. "Me quedé en blanco, no podía recordar ni una sola palabra de mi frase".

"A continuación, ella me cogía las manos y las ponía sobre sus pechos", continuó Reynolds. "Cuando quité las manos, las miré y allí estaban las dos caras sonrientes. No sabía qué hacer ni dónde mirar. Y, como un idiota, volví a poner las manos sobre sus pechos".

4. Robert Pattinson – Maps to the Stars

Una escena de sexo es uno de los momentos más delicados de un rodaje, especialmente para las personas que tienen que protagonizarla. ¿Cómo te sentirías quitándote la ropa en una habitación llena de extraños, con las cámaras preparadas para grabar cada movimiento, cada gemido, cada suspiro? Pattinson vivió uno de sus peores momentos durante el rodaje de una escena de este tipo con Julianne Moore.

"Sudaba como un cerdo", declaró en una entrevista. "Intentaba por todos los medios que las gotas de sudor no le cayeran en la espalda. Cuando terminamos me dijo: '¿Te ha dado un ataque de pánico?' Fue muy incómodo”.

5. Dakota Johnson – Cincuenta Sombras de Grey

En una película que trata casi exclusivamente de sexo las escenas “intensas” son de lo más normal, pero en Cincuenta Sombras de Grey Jamie Dornan acabó haciendo daño a su compañera de reparto, Dakota Johnson, en uno de los momentos más tórridos de la película.

"Me hice daño en el cuello en una escena en la que Jamie tenía que tirarme sobre la cama", comentó en una entrevista. “Me dolía mucho. Hicimos muchas tomas de esa escena y me golpeaba una y otra vez la cabeza contra el colchón. Casi no podía mover el cuello cuando terminamos de rodar".

6. Margot Robbie – La Leyenda de Tarzán

Durante el rodaje de una escena de sexo, el director, David Yates, le dijo a Robbie que le diera un golpe a Alexander Skarsgård, algo así como puñetazo. Quería transmitir que Jane era una mujer fuerte e independiente. Dicho y hecho, la australiana le propinó un puñetazo en la cara y Skarsgård tuvo que seguir la escena con un bonito moratón en el rostro.

"No le hice daño", confesó Robbie. “No fue un puñetazo, fue solo un golpecito. Además es un tipo bastante duro. Puede soportar cosas así sin pestañear. Simplemente, nos dejamos llevar un poco".




Descubren un truco científico para aguantarse las ganas de comer cosas que engordan

Es difícil resistirse a los alimentos más sabroso. Lo malo, es que muchos de ellos, como las hamburguesas, las pizzas o la bollería, no son precisamente los más saludables. Y, además, engordan mucho.


Pero, ahora, un estudio realizado realizado por un equipo de la Universidad de Florida, ha descubierto un pequeño truco científico que puede ayudarnos a resistir el impulso a comernos dichos alimentos.

Y el truco es tan sencillo como aspirar durante al menos dos minutos el aroma de la comida. Paradójicamente, en un primer momento dicho aroma actúa como un impulso que estimula nuestro apetito. Pero, los investigadores han comprobado que al cabo de dos minutos aspirándolo, ese efecto disminuye. Pero, ¿por qué?

Según los autores del estudio, todo parece indicar que, al cabo de dos minutos, la información sensorial proporcionada por el aroma de la comida, activa los circuitos de recompensa de nuestro cerebro, de igual manera que si nos la hubiéramos comido. Por ese motivo, pasado ese tiempo nos sentiremos igual de satisfechos.

Los investigadores realizaron una prueba en la cantina de una escuela, en la que esparcieron aroma a pizza recién preparada. Y los resultados revelaron que el consumo de este producto descendió un 21,43%.

La clave está, entonces, en resistir a la tentación inicial que supone oler una comida deliciosa. Si aguantamos el tirón y resistimos dos minutos, el peligro podría haber pasado.