Páginas

viernes, 8 de marzo de 2019

50 magníficas imágenes que dicen mas que 1000 palabras







No tienes que se un profesional para lograr fotos espectaculares







Las mujeres Iraníes antes de la "revoloución islámica"

Hace 50 años Irán era un país que se asemejaba a la mayoría de los países occidentales. En 1979 la revolución islámica cambió eso radicalmente. Antes de esa "revolución" así lucian las mujeres (y los hombres) en ese país.






Gente que, con pequeños ajustes, logró grandes cambios en su apariencia







El día de la mujer es un chiste (pero no mucho)







Compró 5 billetes de lotería. Los olvidó en la tienda. Volvió por ellos. Uno tenía 270 millones de dólares de premio.

El afortunado, un desempleado de Phillipsburg, dijo que se comprará una camioneta, un coche nuevo para su madre y que disfrutará de unas vacaciones con toda su familia.


Un hombre llamado Mike Weirsky olvidó cinco billetes de la lotería Mega Millions que acababa de comprar en una tienda de Phillipsburg (Nueva Jersey, EE.UU.), volvió a por ellos un día después, los recuperó y uno de los cupones resultó premiado con 273 millones de dólares, según explicó este jueves, recogen medios locales.

Weirsky, que es natural de la localidad de Alpha, del mismo estado, asegura que tras comprar los billetes se despistó un momento para guardar el dinero, luego miró su móvil y se fue del local sin ellos. Por suerte, un hombre vio que se los había dejado y se los dio a uno de los vendedores de la tienda, que se los guardó por si el hombre volvía. Al día siguiente, Weirsky regresó al puesto de lotería y dos días después se convirtió en millonario.

Weirsky explicó que no estaba pasando por un buen momento económico. Tras vivir en una casa móvil con su esposa, de la que se divorció recientemente, actualmente vive con su madre. Además, llevaba mucho tiempo desempleado.

El afortunado confesó que lo primero que hará con el dinero del premio es comprarse una camioneta. Asimismo, también tiene la intención de comprarle un coche nuevo a su madre y disfrutar de unas vacaciones con toda su familia. Mientras algunos familiares y amigos le han sugerido invertir en negocios, él, de momento, solo quiere encontrar al extraño que guardó sus billetes, para agradecerle su bondadoso gesto.




Whatsapp bloqueará las cuentas de quienes no usen la aplicación original

Si eres tan viejo como yo, quizá recuerdes Messenger Plus, un complemento no oficial para MSN Messenger que te permitía hacer cosas como abrir varias cuentas a la vez o enviar mensajes de colores. Ese mismo concepto se ha trasladado al fenómeno WhatsApp con aplicaciones no oficiales que extienden la funcionalidad de la app de mensajería, como WhatsApp Plus y GBWhatsApp.


Ahora Facebook ha empezado a perseguir a los usuarios de esas versiones modificadas de WhatsApp bloqueando temporalmente sus cuentas. Si es tu caso, y has recibido una notificación de “cuenta suspendida”, solo tienes que descargar la versión oficial de WhatsApp y dejar de usar aplicaciones desarrolladas por terceros, ya que violan los términos de servicio de Facebook.

Cómo desbloquear tu cuentaSi eres usuario de WhatsApp Plus y tienes guardado el historial de chat, basta con instalar la versión oficial de WhatsApp desde Google Play o el último APK oficial para recuperar la cuenta y los mensajes. Durante el proceso de instalación, se te pedirá que verifiques de nuevo el número de teléfono.

Si eres usuario de GBWhatsApp, espera a que el bloqueo de la cuenta termine (hay un cronómetro que muestra la duración de la suspensión), entra en la app, ve a Más Opciones > Chats > Copia de seguridad, luego a Ajustes del teléfono > Almacenamiento > Achivos, busca la carpeta de GBWhatsApp, mantenla pulsada para renombrarla y ponle de nombre “WhatsApp”. Luego instala la versión oficial de WhatsApp desde Google Play o el último APK oficial para recuperar tu cuenta y tus mensajes. Durante el proceso de instalación, se te pedirá que verifiques de nuevo el número de teléfono. Lo mismo si usas OGWhatsApp.




5 efectivos trucos para parar el sangrado cuando te cortas afeitándote

Te levantas a toda prisa y, de repente, se desata el infierno. Mientras te afeitabas te has hecho un pequeño corte. No es grave, pero la herida no para de sangrar. De pronto tienes que elegir entre ir al trabajo con un trozo de papel higiénico pegado a la cara o llegar a la oficina como Carrie.

Si necesitas una solución rápida al problemas que no pase por vendarte la cara o ponerte una tirita, aquí te dejamos cinco consejos para detener la hemorragia producida por la maquinilla de afeitar.

Usa un lápiz estíptico
No te culparemos si no sabes lo que es este ignoto artículo de higiene masculina. Un lapiz estíptico es una pequeña barrita que se aplica en las heridas para parar la hemorragia. Suele estar hecha de sulfato de aluminio (una sustancia astringente que ayuda a impedir el sangrado al contraer los tejidos de la zona) y alcohol para desinfectar la herida. Tiene el aspecto de una barra de bálsamo labial y para usarlo solo hay que presionarlo contra la herida unos segundos y aguantar el escozor.

Pon un poco de bálsamo labial en la herida
Si no tienes un lápiz estíptico a mano pon un poco de bálsamo labial sobre el corte (la vaselina también funciona bien). Esto ayuda a sellar el sangrado, pero la sangre aún será visible en el punto de corte. No te olvides limpiar la herida con suavidad al cabo de un rato para eliminar esta marca.

Usa una piedra de alumbre
Una piedra de alumbre es una pieza clásica del afeitado masculino tradicional. A menudo se vende con forma de pastilla de jabón, pero en realidad tiene el tacto y peso de un bloque de piedra pulida de color blanquecino o blanco translúcido. En realidad es un bloque de sulfato de aluminio y potasio, el mismo ingrediente del lápiz estíptico. Actua como astringente contrayendo los vasos sanguíneos y evitando el sangrado el tiempo suficiente como para que cierre la herida. Para usarlo basta mojar la piedra y pasártela por la cara. Es muy recomendable si luces barba porque además suaviza la irritación tras el afeitado.

Usa desodorante
Si estás muy desesperado y no tienes nada más a mano, mira la eqtiqueta de desodorante. Si tienes suerte tendrá alguna forma de alumbre o clorhidrato de aluminio, que son agentes astringentes. Usa el dedo limpio para aplicarte algo del desodorante y comprueba su magia.

Ponte un poco de colirio
Los colirios para aliviar la irritación ocular suelen estar compuestos de agentes pensados para contraer los vasos sanguíneos y devolver el aspecto blanco a un ojo enrojecido. Ese mismo efecto es aplicable a la herida. El problema es que no es tan rápido como los remedios anteriores. Aplícate un poco de colirio en un bastoncillo de algodón y déjalo actuar unos instantes. Después, sella la herida con bálsamo labial para un efecto más rápido.



Loros adictos a la amapola destruyen cultivos en la India

Agricultores de la India acusan a parvadas de loros de destruir sus plantíos de amapola. Ahora, además de combatir la sequía en Madhya Pradesh, los cultivadores enfrentan a una especie que se ha vuelto adicta a su producción.


Las aves recorren las hectáreas unas 40 veces al día. Inclusive han entrenado su técnica para planear cerca de las flores de amapola sin hacer ningún ruido (cual ninjas sigilosos), informaron medios locales. Algunos loros han sido grabados acercándose sigilosamente a los cultivos y rompiendo con su pico vainas de amapola inmaduras (donde reside la leche rica en opio).

Comúnmente llamada Cotorra de Kramer de India (Psittacula krameri manillensis), esta especie es conocida por alimentarse de tallos, brotes, semillas y frutas. En España la subespecie Psittacula krameri parvirostris fue considerada como de carácter invasor al poner en peligro flora y fauna autóctona de Sevilla.

Sumado a la naturaleza adictiva de la amapola, la Cotorra de Kramer ha desarrollado una actitud más agresiva contra los cultivos indios.

Ante la problemática los productores han cambiado su rutina, hacen guardia día y noche, además de detonar petardos y utilizar altavoces para ahuyentar a las parvadas sin ningún éxito. Desafortunadamente, dijo el agricultor, estos intentos no han logrado mitigar las pérdidas de cultivos.

Las autoridades locales han ignorado las peticiones de ayuda de los trabajadores, a pesar de que la agricultura representa el 34 % del PIB en el estado de Madhya Pradesh, al que la soya y la amapola aportan la mayor parte de ingresos, esta última siendo legal únicamente en 18 países del mundo.

Medios indios aseguran que esta situación que viven con estas aves ladronas de amapola no es un hecho nuevo que vive la India, que es uno de los pocos países en el mundo que tiene licencia para plantar opio.

Según un artículo publicado en 2018 por DNA India, se observó a estas aves chocar contra los arboles, solo para volar de nuevo cuando los efectos narcóticos desaparecían.





Los diversos tipos de feminismo existentes

Los movimientos de lucha por la igualdad entre hombres y mujeres nacieron en Francia a finales del Silgo XVIII, ligados a la Revolución Francesa. El término ‘feminista’, por su parte, se hizo popular un siglo más tarde, cuando nació el concepto de mujer emancipada y como sinónimo de éste.

Curiosamente, la palabra ‘feminista’ tiene un origen misógino. Comenzó a utilizarse a raíz de un escrito de Alejandro Dumas hijo, El hombre-mujer, de 1872, en el que describía un proceso similar al de los enfermos de tuberculosis refiréndose a la manera en que un hombre podía ‘feminizarse’ al apoyar la lucha de la igualdad de derechos.

El feminismo puede dividirse, tradicionalmente, en tres olas a lo largo de la historia. La primera, nacida en la Francia de la Revolución de finales del siglo XVIII; la segunda, desde mediados del siglo XIX y mediados del XX; y la tercera, en la segunda mitad o último tercio del siglo XX hasta la comienzos del siglo XXI.

A lo largo de su historia, el feminismo ha ido asociado a movimientos políticos de diversa índole, especialmente el comunismo y el socialismo, y algunas de sus ramificaciones están asociadas con el anticapitalismo. Con el paso de las décadas, el feminismo se ha ido diversificando, significando mucho más que la emancipación de la mujer. También se asocia con otro tipo de movimientos y activismos sociales, como el ecologismo o el antirracismo.

Conforme se han ido conquistando derechos, el feminismo ha ido ocupándose no solo del abordaje legal o constitucional, sino que se fue complejizando y ocupándose de otro tipo de cuestiones. Un punto de inflexión para el movimiento es es eslogan ‘lo personal es político’ que cuestiona que han de ponerse sobre la mesa otro tipo de debates morales, en lo que tiene que ver con la mujer como individuo: la libertad sexual, el aborto, etc. (además de, por supuesto, la violencia).

En occidente, la historia del feminismo ha dado lugar a que, a comienzos de la segunda década de nuestro siglo, se comenzase a hablar del feminismo de cuarta ola, profundamente diversificado. Así, nos hemos encontrado con una amplia variedad de tipos de feminismo, o bien de lecturas, posiciones y puntos de vista que derivan de una misma base: el movimiento de lucha por la igualdad entre hombres y mujeres.

Algunos tipos engloban a otros o presentan características comunes. Por ejemplo, dentro del feminismo radical, que tener características, o no, del abolicionista, socialista, transfeminismo, ecofeminismo…

Repasemos algunos de ellos.
  • Feminismo radical Es el movimiento que goza de mayor popularidad, y está relacionado directamente con una serie de valores, como se puede inferir del manifiesto de la huelga feminista convocada con motivo del Día Internacional de la Mujer (8M): anticapitalismo, marxismo, ecologismo, animilitarismo, pacifismo, antirracismo y antilberalismo. Este movimiento sería partidario de destruir el sistema social actual, basado en el concepto de ‘patriarcado’.
  • Feminismo abolicionista Además de características que comparte con el feminismo radical, se posiciona abieratmente abolicionista en cuestiones como la prostitución, la pornografía y la maternidad subrogada.
  • Transfeminismo También se relaciona con una de las teorías de género más radicales, la teoría queer, que sostiene que tanto el género como el sexo biológico son construcciones sociales.
  • Feminismo de igualdad Comparte con los anteriores la idea de que los roles de género no existen y que son una consecuencia de la educación y cultura recibidos al nacer, en la lía de lo que sostenía Simone de Beauvoir de que ‘la mujer no nace, se hace’. Basa en esta idea su objetivo, que la mujer pueda disfrutar del mismo estatus de que disfrutan los hombres. Difiere con los anteriores en que toma como referencia el estatus masculino, y los anteriores, no necesariamente.
  • Feminismo de la diferencia Al contrario que el anterior, no diferencia una dualidad que deba ser equiparada, sino que reivindica la naturaleza femenina con sus características propias bajo el lema “ser mujer es hermoso”. El movimiento floreció en Francia y en Estados Unidos en la década de los años 70.
  • Feminismo socialista Podría considerarse una parte del feminismo radical, en el sentido en que sostiene que la mujer sufre una opresión, no solo por parte del denominado ‘patriarcado’, sino por parte del capitalismo; y que además, ambos están íntimamente relacionados. Otra de las ideas que sostiene es que la mujer es un colectivo como tal, una clase social; una teoría muy influenciada con la lucha de clases de Karl Marx.
  • Ecofeminismo Se relaciona con otras corrientes, como el feminismo socialista o el feminismo de la diferencia. Mantiene la idea, nacida en los años 60 y 70 con la representación de autoras como Françoise d´Eaubonne, de que la mujer es la impulsora de una revolución ecológica que cree una nueva relación entre el ser humano y el medio ambiente. Sostiene que el patriarcado equipara a la mujer con la naturaleza, y ejerce una fuerza de superioridad, explotación y opresión ante ambas.
  • Ciberfeminismo Es una corriente del feminismo enfocada una visión utópica de en internet como espacio no contaminado por los roles de género y desde donde sería posible eliminar las construcciones sociales.
  • Feminismo filosófico Es una facción del feminismo que sostiene que la Historia de la Filosofía debe ser revisada, porque deja fuera a autoras y sus ideas, lo que crearía un sesgo de género en las principales corrientes que han dominado esta disciplina académica a lo largo del tiempo. Reexamina el trabajo de célebres filósofos que han teorizado sobre las mujeres.
  • Feminismo separatista Es una de las ramas más radicales del feminismo, pese a que no está basada en un principio de igualdad. En cambio, reconoce las diferencias, naturales o adquiridas, entre hombres y mujeres; y sostiene que, dada esa diferencia, la mujer debe mantenerse al margen de toda relación con el varón, como única forma de desarrollarse plenamente. También defiende el sexo lésbico como única vía para el pleno desarrollo de la sexualidad femenina.
  • Feminismo disidente Es una corriente del feminismo que encuentra una disconformidad con respecto a algunas ideas del feminismo radical, considerado como el ‘imperante’ o ‘hegemónico’. No obstante, comparte la base de la que parte el feminismo como el principio de búsqueda de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.
  • Feminismo liberal 
  • uede considerarse equivalente al anterior, aunque con el añadido de la ideología política. El feminismo radical y el feminismo socialista, además de otros tipos de feminismo relacionados, están íntimamente relacionados con el marxismo, incluso con el comunismo, y son anticapitalistas. En cambio, el feminismo liberal está abiertamente a favor del liberalismo económico. Este movimiento genera mucha controversia entre las facciones del feminismo radical, dado que algunas personas de este movimiento consideran que el término ‘feminista’ debería estar íntimamente relacionado con el concepto de ‘anticapitalismo’.
  • Feminismo factual o feminismo científico Es aquella corriente que defiende la igualdad de oportunidades y, a su vez que reconoce que existen diferencias biológicas entre hombres y mujeres, y asume tales diferencias sin que estas puedan ser un impedimento para lograr tal igualdad efectiva. Puede equipararse con el feminismo disidente o el feminismo liberal. Una voz representativa de esta movimiento sería la intelectual Camille Paglia.





¿Por qué la ciencia dice que los 50 son los nuevos 40?

Gracias a los avances médicos y tecnológicos, la edad en que una mujer puede dar a luz ha aumentado gradualmente, pero los riesgos aumentan con la edad. Ahora, un grupo de científicos de la Universidad Ben-Gurion del Negev (Israel) han determinado que es tan seguro dar a luz después de los 50 años como a los 40 años, sin poner en peligro a la madre o al bebé.


Los resultados se han presentado en la 39ª Reunión Anual de la Sociedad de Medicina Materna y Fetal.

Los investigadores, liderados por Eyal Sheiner, examinaron las complicaciones de los embarazos en mujeres mayores de 50 años para comprender si las mujeres que dan a luz a esta edad presentan un mayor riesgo tanto para ellas como para el feto, en comparación con las madres más jóvenes.

“Parece ser que los 50 son los nuevos 40 en lo que respecta al embarazo y el parto – explica Sheiner en un comunicado – . No hay duda de que los equipos médicos necesitarán manejar un mayor número de partos en mujeres mayores de 50 años en los años venideros”.

El estudio analizó 242.771 partos y se centró principalmente en las complicaciones que presentaban las mujeres durante el embarazo, como partos prematuros, diabetes gestacional, hipertensión y cesáreas. El estudio también examinó si el recién nacido sufría de mala condición física, mortalidad o angustia durante el parto.

Los autores concluyeron que todas las complicaciones eran mayores entre las mujeres mayores de 40 años que dieron a luz a sus hijos en comparación con las que tenían menos de esa edad. Sorprendentemente, no hubo un aumento de complicaciones entre las mujeres mayores de 40 y aquellas que tenían 50 años o más. Aún así, los científicos aconsejan tratar los embarazos de mujeres mayores de 40 años como de alto riesgo , y más aún, los embarazos de mujeres mayores de 50 años. Se debe hacer especial hincapié en el seguimiento de la glucosa en ayunas y la presión arterial en la gestación para la detección temprana de complicaciones.




Las primeras dos mujeres que harán una caminata espacial

El 29 de marzo, las astronautas Anne McClain y Christina Koch saldrán a dar su primera vuelta por el espacio en la que será la primera caminata espacial femenina, un hito para la ciencia que coincide con el mes internacional de la mujer. Según lo previsto por la NASA, recorrerán 400 kilómetros por encima de la Tierra en un paseo que durará unas siete horas.


Contarán con el apoyo desde tierra de una tercera mujer, la astrónoma Kristen Facciol. El resto del equipo lo constituyen dos mujeres más, Mary Lawrence y Jackie Kagey, directora y controladora del vuelo, respectivamente. Curiosamente, el número de solicitudes femeninas que recibe la NASA es cada vez mayor y la mitad de las direcciones de vuelos corren ya a cargo de una mujer.


Ésta es la segunda de las tres excursiones previstas para la Expedición 59, que, inicialmente, se programan para otoño. Cuando se les preguntó sobre la importancia de emprender la misión en estas fechas, las astronautas resaltaron que es una oportunidad única e inspiradora para otras personas.

McClain se encuentra actualmente en la Estación Espacial Internacional como parte de la Expedición 58. Por su parte, Koch despegará el 14 de marzo para llegar a la estación como parte de la Expedición 59 y 60. Será la primera vez en el espacio para McClain y el primer vuelo espacial para Koch, quien ha llevado a cabo expediciones al Polo Sur y el Ártico.

Los paseos espaciales se llevan a cabo por diferentes motivos, según la NASA, e incluyen trabajos fuera de una nave espacial, la realización de experimentos científicos y pruebas de nuevos equipos. Los astronautas aprovechan también las caminatas espaciales para reparar satélites o naves espaciales que ya están en el espacio, en lugar de traerlos de vuelta a la Tierra para arreglarlos.

El 18 de marzo de 1965, el astronauta ruso Alexei Leonov llevó a cabo el primer paseo espacial, que duró 10 minutos. El 3 de junio de ese mismo año, durante la misión del Gemini 4, el astronauta Ed White fue el primer norteamericano con una vuelta que duró 23 minutos. En la actualidad, los paseos espaciales se realizan fuera de la Estación Espacial Internacional. Por lo general, y dependiendo del trabajo a realizar, duran entre cinco y ocho horas.




13 cómics escritos y dibujados por mujeres


Qué mejor forma de celebrar el Día Internacional de la Mujer que reconociendo la labor de un buen puñado de mujeres a través de su obra. Como el cómic sigue siendo el pariente pobre de la industria cultural, aprovechamos para reivindicar no solo el trabajo de la mujer, sino también su impacto en un medio tan a menudo denostado como es el de la narración gráfica. Aquí tienes trece cómics escritos y dibujados por mujeres que, si aún no los has leído, no sabes lo que te estás perdiendo.

Los sentimientos del príncipe Carlos (2019) de Liv Strömquist

Liv Strömquist se propone hacer saltar por los aires todos los mitos del amor romántico: la relación de pareja, lo heteronormativo, la monogamia, los roles de género… A partir de los chistes de Seinfeld, los dogmas de Sexo en Nueva York o las películas de Bergman, la autora ha creado un alegato riguroso, documentado y apasionado, dotado de humor abrasivo y redentor, sobre la autodeterminación y la liberación de los cuerpos y las conciencias. De la misma autora es, también muy recomendable, El fruto prohibido, un cómic-ensayo en el que se centra en la historia cultural de la vulva, y la represión de la sexualidad femenina.

Cuéntalo (2018) de Emily Carroll y Laurie Halse Anderson

Una historia tan real como triste, esta vez la obra no es de una mujer, sino de dos. Cuéntalo es la adaptación gráfica de la novela Speak, de Laurie Anderson, basada en su propia experiencia, finalista al National Book Award en el año 1999, traducida a 16 idiomas y llevada al cine en 2004. En ella se cuenta la historia de Melinda, una adolescente que no es precisamente una chica popular: es arisca, cada vez tiene menos amigas. Pero es que tiene algo que ocultar, eso es lo grave, que además de la rabia, el dolor y el asco, sienta vergüenza y culpabilidad por algo de lo que no fue sino una víctima más.
Lo que más me gusta son los monstruos (2018) de Emil Ferris

Fue la novela gráfica del año pasado,premiada con dos Ignatz, tres Eisner, un Guinigi, un ACBD Gran Prix, y un Carlos Giménez, y eso que era la primera novela gráfica de la autora.

Una obra que se ha ganado merecidamente la fama que ha conseguido en tan poco tiempo, es original y de calidad. Relata la historia de Karen Reyes, una niña de diez años, en el Chicago en los años sesenta, una época de tumultuosos cambios sociales. Por una lado la obra es el diario de Karen, en el que relata sus intentos de resolver la misteriosa muerte de su vecina, una sobreviviente del Holocausto llamada Anka Silverberg. A medida que profundiza en la trágica infancia de Anka en Berlín, Karen se enfrenta a su creciente sentido de la alteridad, que se manifiesta en su deseo de convertirse en un monstruo. Los dibujos, en apariencia hechos a boli sobre un cuaderno de anillas, son espectaculares.

Supermujeres y superinventoras (2018) de Sandra Uve

No es cómic, porque no sigue los parámetros que definen a una obra gráfica como cómic: no hay viñetas, ni calles, ni globos de texto, pero este libro ilustrado merece estar en nuestra selección, porque al igual que Valerosas de Pénélope Bagieu, recuerda a mujeres que fueron visionarias y cuya labor hay que reconocer más que nunca en un día como hoy. Sandra Uve deja de lado su vida personal (me consta que casi literalmente) para adentrarse en un riguroso trabajo de investigación sobre inventoras e ingenios. Ha encontrado más de 100 patentes creadas por mujeres, aunque en algunos casos las firmaran sus maridos: del teléfono langosta que fascinó a Dalí al puente de escape de incendios, pasando por el laserphaco, una sonda láser que disuelve las cataratas o por un mueble-casa que ya lo quisieran en Ikea. La autora nos da a conocer a mujeres que cambiaron el mundo y nos muestra además un montón de patentes imaginativas, ingeniosas y muy útiles. Y algunas no se han comercializado jamás, por si hay algún inversor audaz en la sala…

Las cosas del querer (2017) de Flavita Banana

Flavia Álvarez, Flavita Banana, derrocha sinceridad y desparpajo, se ríe de los tópicos y pone en cuestión algunas de las ideas sobre nosotras mismas que tienen y tenemos muchas mujeres. Lo hace de la mano de un personaje femenino que esgrime el carácter, la fuerza y el ácido sentido del humor como un arma de doble filo: a veces hiere al otro y a veces nos cortamos nosotras, así es la vida. Sus chispazos de inteligencia llegan a darnos calambre, Flavita nos hace sonreír, pero también nos hace reflexionar y pone todo, y a todos, en tela de juicio con un humor desenfadado pero cáustico, a través de unos dibujos aparentemente sencillos que están llenos de fuerza y de vida. Si vas a regalarle a alguien un libro por el Día de la Mujer –¿por qué no?, cualquier ocasión es buena para mostrar tu generosidad y tu cariño–, que sea este. Es lo suficientemente amable para que sea bien recibido y lo bastante incisivo para que además de arrancar sonrisas, dé que pensar.