Páginas

sábado, 9 de marzo de 2019

Mega post: 628 imágenes divertidas, curiosas y WTF!







Humor atrapado







Alcohólico, golpeador y desempleado: los últimos años de Jan Michael Vincent

El actor estadounidense Jan-Michael Vincent falleció el pasado 10 de febrero en un nosocomio del estado de Carolina del Norte, Estados Unidos, tras sufrir un paro cardíaco a la edad de 74 años. El intérprete fue famoso por su papel en la serie "Lobo del Aire".


El medio estadounidense TMZ accedió al certificado de muerte del intérprete, el cual reveló que a Vincent no se le practicó una autopsia que determinara las causas de su muerte porque su cuerpo fue cremado.

El oriundo de la ciudad de Denver, Colorado, inició su carrera en la pantalla en la década de los sesenta y su último papel fue en 2002 en la película independiente de drama "White Boy". Pero es recordado por su papel como piloto String Fellow Hawke en la icónica serie de televisión Airwolf.

Jan-Michael alcanzó la cúspide de su carrera cuando llegó a ganar 200 mil dólares por cada episodio de "Lobo del Aire", serie que fue transmitida de 1984 a 1986. Sin embargo, la fama y el dinero hicieron que cayera en el mundo de las drogas y el alcohol, problemas que obligaron a la CBS a cancelar la historia.

El artista fue detenido varias veces por conducir bajo los efectos del alcohol, faltas que lo obligaron a ingresar a centros de rehabilitación para evitar ir a prisión, aunque su obsesión con la bebida y sus problemas en los escenarios provocaron que Hollywood le otorgara papeles de bajo presupuesto.

Además, durante esta época oscura, Vincent sufrió tres accidentes automovilísticos graves. El primero fue en 1992 cuando tuvo un fuerte accidente de tráfico. En 1996 se vio involucrado en una colisión en la que se quebró tres vértebras del cuello y adquirió una lesión permanente en sus cuerdas vocales que le dejaron una voz rasposa. El tercero se dio en 1997.

En 2012, Jan-Michael Vincent estuvo al borde de la muerte debido a una infección que requirió la amputación de su pierna derecha 
En 1995 un juez determinó que debía pagarle 374 mil dólares a su ex pareja, Lisa Marie Chiafullo, tras resultar culpable por agredirla físicamente y provocarle el aborto de su hija tras su separación.

En 2000 ingresó a prisión por 60 días luego de aparecer públicamente en estado de ebriedad en tres ocasiones y por agredir a su prometida. Estas faltas violaron el acuerdo que tenía de libertad condicional por sus arrestos previos con el alcohol.

En 2012 casi pierde la vida debido a una infección que adquirió y que lo obligó a que se le amputara la pierna derecha, como resultado de una enfermedad arterial periférica. En 2014 reconoció tener suerte por seguir con vida y aceptó su alcoholismo.





Cómo desactivar el autocorrector de Whatsapp para no mandar ciertos mensajes por error

Seguro que en más de una ocasión has escrito un mensaje de WhatsApp y nada más enviarlo te has dado cuenta que has escrito algo que no querías gracias al corrector ortográfico.


 Y es que la velocidad a la que escribimos, incluso mientras vamos andando, las palabras que utilizamos y el corrector autográfico pueden hacer que en cualquier momento escribamos ciertas palabras o frases que no queríamos escribir. Es más, incluso puede que escribamos algo comprometido sin querer. Para evitar esto, vamos a mostrar cómo desactivar el corrector ortográfico en WhatsApp.

Si en algún momento te has planteado desactivar el corrector ortográfico en WhatsApp, entonces habrás visto cómo la aplicación de mensajería no ofrece esta opción. Y es que el corrector autográfico es una característica o ajuste de nuestro móvil no de la propia aplicación, por lo tanto, vamos a tener que desactivar el corrector ortográfico desde los ajustes del móvil para poder deshacernos de él en WhatsApp.

Pasos a seguir para desactivar el corrector ortográfico en WhatsApp en iOS y Android
Si tenemos un móvil con sistema operativo iOS, lo único que tenemos que hacer para desactivar el corrector ortográfico es ir a los ajustes del sistema y dentro de la opción General, acceder al teclado. Una vez ahí, encontraremos diferentes opciones o ajustes entre las que tenemos que encontrar Autocorrección.

Junto a esa opción aparece un interruptor que es el que tenemos que deslizar hacia la posición de apagado para desactivar esta opción y con ello, habremos conseguido desactivar el corrector autográfico en WhatsApp también. Ahora ya podemos ir de nuevo a la aplicación de mensajería y comprobar que lo hemos desactivado correctamente.

Si por el contrario contamos con un dispositivo con sistema operativo Android el proceso para desactivar el autocorrector ortográfico en WhatsApp es similar, ya que también tendremos que desactivarlo en los ajustes del sistema. Para ello, tocamos sobre el icono de ajustes de Android y a continuación navegamos por las opciones Sistema > idioma e introducción de texto.


Una vez ahí, encontraremos el teclado que tenemos configurado en nuestro móvil, tocamos sobre él y a continuación tendremos que buscar la opción Texto predictivo o Escritura y autocorrección. Estas opciones pueden varias de un móvil a otro, dependiendo de la versión de Android que tengamos, el teclado que estemos utilizando o la interfaz del fabricante de nuestro smartphone.

De cualquier manera, una vez desactivemos esta opción en los ajustes del sistema, podremos ver cómo al volver a utilizar WhatsApp, nos encontraremos que el autocorrector o corrector autográfico ya está desactivado.





Hipnótica y variada selección de GIFS (152)








Una ballena "tragó" a un buzo, pero luego lo "escupió"

El día del incidente el hombre estaba filmando el paso de sardinas cerca de Ciudad del Cabo.


El buzo sudafricano Rainer Schimpf, de 51 años, sobrevivió milagrosamente después de que una ballena lo capturara con su boca, junto con un cardumen de sardinas.

Schimpf es director de la compañía Dive Expert Tours, que organiza buceos para aficionados y profesionales con el fin de observar la vida marina. El día del incidente, el hombre, junto a un equipo de buceadores, estaba filmando el paso de sardinas en Puerto Elizabeth, al este de Ciudad del Cabo. Los buzos se encontraban a 40 kilómetros de la costa, cuando un rorcual de Bryde (una especie de ballena) lo agarró con su boca.

Después del incidente, el buzo contó a Barcroft TV cómo se sintió en ese momento: algo enorme tapó la luz, sintió un agarre en su cadera, y al instante siguiente se encontró en la boca del animal. Schimpf pensó que la ballena estaba a punto de llevárselo consigo. Pero finalmente lo 'escupió'.




Un billete y una plancha: la historia de la mayor falsificadora de la historia

Es difícil imaginarse a una ama de casa de 34 años, sin muchos recursos y con siete hijos, colándose entre los grandes falsificadores de la historia con la ayuda de, únicamente, una plancha casera. En ese tipo de ranking solemos encontrar a poderosos mafiosos líderes de grandes organizaciones criminales, personalidades importantes con acceso a las más altas cotas de poder, artistas refinados o ingenieros de gran nivel con capacidad para crear y usar máquinas complicadas. Nada de eso era nuestra protagonista, Mary Peck Butterworth, que consiguió hacerse multimillonaria con un ingenioso método para falsificar billetes sin salir, jamás, de su pequeña granja de Massachusetts.

Nació en Rehoboth en 1686 y, a los 24 años, se casó con John Butterworth, un modesto granjero con el que subsistía trabajando en una pequeño terreno heredado. Una década después la pareja ya contaba con siete hijos. Los gastos que aquellos pequeños les generaban y los escasos beneficios que obtenían de la granja les llevaron a acumular muchas deudas, hasta el punto de que su propiedad les fue embargada. Se encontraban en la más absoluta pobreza, a la espera de un milagro con el que poder alimentar a sus niños. Y el «milagro» llegó... aunque lo hizo en forma de picaresca y delito.

Se encontraba un día la señora Butterworth almidonando la ropa de sus hijos y, sin darse cuenta, dejó la plancha sobre una hoja de periódico. Al percatarse, se sorprendió al ver que parte del texto del diario había quedado impreso en una de las pequeñas camisas que estaba planchando. Y se le encendió la bombilla: ¿qué ocurriría si apoyaba la plancha caliente sobre uno de los nuevos billetes que se habían emitido en la colonia británica?, se preguntó primero. ¿Y si después hago lo mismo sobre un papel en blanco?, pensó a continuación.

Primero, en el vecindario
En las primeras pruebas de impresión, los trozos de papel aparecían débiles y arrugados, o directamente quemados por el exceso de calor que desprendía la plancha, pero no se desanimó. Las cosas no podían ir peor para su familia, así que siguió intentándolo, en busca de un sistema adecuado para acabar con sus problemas económicos. Y lo encontró: estampó el molde del billete sobre la muselina rígida de unas de sus enaguas viejas, perfectamente almidonadas, para pasar luego la plancha no muy caliente sobre el papel y, por último, subrayar los detalles con una pluma de ganso.

Su obra resultó tan perfecta, en una época en la que los billetes eran muy primitivos y resultaba extraño imaginarse alguien intentado falsificarlos, que le fue muy fácil colocarlos en el vecindario. La prueba resultó todo un éxito, puesto que no levantó la más mínima sospecha. Y comenzó entonces a comprar vestidos caros y todo tipo de objetos de lujo sin ningún pudor. La ambición fue creciendo y la familia entera se puso a trabajar en la tarea de producir billetes falsos. Para sacarlos al mercado sin levantar sospechas, se les ocurrió ponerse en contacto con intermediarios, a los que vendían el «dinero» producido por la mitad del que supuestamente tenían en el mercado, donde pasarían por originales.

El éxito de su método de falsificación fue tan grande que Mary Peck Butterworth decidió aumentar la producción. El número de billetes fue tan alto que pronto inundaron el mercado, afectando a la economía de Nueva Inglaterra y al control de las finanzas coloniales. La «hazaña» de esta ama de casa aparece a menudo nombrada entre los grandes falsificadores de la historia.

Una inspección rutinaria
En todo este despilfarro, la familia Butterworth cometió un error: adquirir una de las mansiones más lujosas de Rehoboth, la cual pusieron a nombre de su hijo para despistar a las autoridades. En una inspección rutinaria por parte de Hacienda, uno de los hermanos de John Butterworth fue interrogado sobre el origen del dinero con el que la familia había comprado la mansión. Luego preguntaron a Mary Peck. Ambos, con un ataque de nervios, terminaron confesando su delito, a los que siguieron el hijo, una nuera y uno de los revendedores de los billetes.

En el juicio celebrado en 1723, sin embargo, el fiscal no pudo encontrar pruebas contra Butterworth, ya que la astuta ama de casa había arrojado al fuego las piezas que le servían de molde. Fue declarada inocente. ¿Qué hizo después? Según cuentan, continuar falsificando billetes, esta vez con la ayuda de toda la parroquia, hasta que se retiro poco antes de morir, a los 88 años, muy rica.






¿Sabes quienes están desnudos en estas fotos?

Estar desnudo frente a una cámara es probablemente un gran paso fuera de la zona de confort para la mayoría de las personas. Y este fue el plan creativo de Dylan Hamm cuando invitó a decenas de voluntarios a una sesión de fotos con el objetivo de captar cómo nuestros rostros pueden decir más que las palabras. Allí les tomó dos fotos tipo pasaporte, solo que en una estaban vestidos y en la otra desnudos.


“La idea de este proyecto – explica Hamm en su página web – surgió de una pregunta en la que he pensado durante años: ¿qué nivel de expresiones faciales no verbales mostramos sin ser conscientes de ellas? Me propuse demostrar la idea de que las personas muestran más en su rostro de lo que creen”.


Al mirar las dos imágenes de uno de los voluntarios, probablemente no notaremos una gran diferencia ya que, a primera vista, se ven muy similares. Sin embargo cuando empezamos a analizar las características, los pequeños cambios en las expresiones o en los ojos, provocados por la desnudez, detectamos ciertas diferencias.

“El propósito de esto – continúa Hamm – fue demostrar las diferentes expresiones faciales entre vestidos y no, para capturar físicamente la evidencia del impacto que algo tan simple como estar desnudo puede tener en las micro-expresiones faciales”.


En su proyecto Hamm no da una respuesta. En algunos casos, un sujeto vestido está a la derecha, en el otro, a la izquierda, por lo que solo podemos decidir leyendo sus rostros.

“Elegí mezclar las caras para que fuera más complicado para el espectador decidir, y tendría que mirar más detenidamente para hacer sus propios juicios. También decidí no decir cuál es cuál, con la esperanza de crear una conversación en un entorno de galería entre todos los espectadores”.

"Quería que la gente estuviera desnuda – agrega Hamm –, porque buscaba una vulnerabilidad honesta de los modelos. Les pedí que se quitaran la ropa y las joyas, y les pedí que no se prepararan con maquillaje de antemano. Los voluntarios estaban de pie sobre una caja para darles una especie de plataforma para sentirse más cómodos”.

“El enfoque y la reacción ante el hecho de desnudarse varían en cada persona, desde reírse, gritar y hacer bromas – concluye Hamm –. Los resultados del experimento variaron desde reacciones no verbales muy sutiles hasta contrastantes. Desde una leve sonrisa o una chispa apenas perceptible en los ojos hasta sonrojarse y reírse, cada persona tenía una emoción única escrita en su rostro”.






La nueva película de Chirstopher Nolan

El próximo proyecto del director de Dunkerque, Christopher Nolan sigue siendo un gran secreto, aunque algunos detalles han comenzado a filtrarse. 


Según el sitio Production Weekly, la nueva película de Nolan es descrita como una mezcla entre Intriga Internacional, el clásico de Alfred Hitchcock con la película El origen, que escribió y dirigió Nolan. Y si bien la información sigue siendo vaga, la película será un thriller romántico.

El director de fotografía Hoyte van Hoytema, quien trabajó en Interestelar y Dunkerque (por la que recibió una nominación al Oscar), vuelve a trabajar con el realizador inglés en este nuevo proyecto.

Y la noticia generó intriga por la sola idea que Nolan haga una película romántica, un género que nunca ha transitado este director. Vale recordar que lo más cercano a una historia de amor que se ha visto en las películas de Nolan, es la compleja (y tóxica) relación entre Leonardo DiCaprio y Marion Cotillard, justamente en El Origen.

Por si algún lector no se acuerda, Intriga internacional es un clásico de Alfred Hitchcock que fue protagonizada por Cary Grant, quien interpretaba a un hombre perseguido por espías que lo confunden con un agente del gobierno. La escena en la que Grant corre por un maizal, siendo perseguido por un avión que le dispara, es por lejos, una de las escenas más recordadas de esa película donde el suspenso se combinaba, por momentos con el humor. Y humor es algo que le faltan a las películas de Nolan, generalmente cargadas de grandilocuentes diálogos y personajes más bien fríos.

Esta película, que será el onceavo largometraje del cinco veces nominado al Oscar, se estrenará en julio de 2020, y no le extrañe ver a Tom Hardy, Cillian Murphy o Michael Caine, sus actores fetiches, en algún momento de la película.





Barbara Millicent Roberts cumple 60 años en el día de hoy

La muñeca Barbie cumple este sábado 60 años tan sexy, rubia y estilizada como cuando la compañía Mattel la hizo nacer en Nueva York el 9 de marzo de 1959 y, aunque ya no sea tan deseada, su cumpleaños es ya motivo de múltiples celebraciones.

Su nombre completo es Barbara Millicent Roberts, aunque todo el mundo la conoce por Barbie, el diminutivo de su nombre de pila, que ha pasado a ser sinónimo, tanto en inglés como en español, de mujer joven, atractiva y muy preocupada por su apariencia.

También despectivamente se dice de alguien superficial y vacua, una verdadera mujer objeto, pero Barbie, aunque lo parezca, no se ha portado como tal.

“Con más de 200 profesiones, seis candidaturas a la Presidencia y un viaje a la Luna antes que Neil Armstrong, Barbie sigue evolucionando para ser un modelo relevante y moderno para todas las edades”, dice Lisa McKnight, gerente general y vicepresidente senior de la marca Barbie, en un comunicado con motivo del 60 cumpleaños.

Mattel, que parece haber logrado parar un paulatino descenso de las ventas de esta muñeca cuya creación es atribuida a Ruth Handler, celebra este redondo aniversario con una serie especial de la clásica Barbie y también con una nueva tanda de Barbies inspiradas en mujeres reales.

La Barbie sexagenaria tiene la melena de un color rubio platino casi blanco y la lleva recogida en una cola de caballo bien alta. Su vestido, uno de los cientos de miles que han creado para este icono cultural de solo 30 centímetros diseñadores de ropa de muñecas pero también importantes figuras de la alta costura como el recientemente fallecido Karl Lagerfeld, es largo, de un blanco irisado y salpicado de lentejuelas plateadas.

Las especificaciones de esta Barbie 60 Aniversario, “ideal para coleccionistas y fans”, dicen que tiene “la boca cerrada”, algo que las niñas y las mujeres de hoy en día no parece que aprecien demasiado, como algunas de las otras características de las muñecas en general.

Quizás por eso Barbie ya no es lo que era en ventas, aunque, según páginas especializadas, hubo un repunte en 2018, gracias a que Mattel, que tiene sede en El Segundo (California), se reinventó como “una plataforma para el empoderamiento de las niñas”. Las ventas de Barbies totalizaron el año pasado 1.090 millones de dólares, mientras en 2017 fueron de unos 955 millones, señaló el portal Statista, que reúne datos de los más variados asuntos. En 2012 la cifra de ventas superó los 1.270 millones de dólares, pero en 2015, el peor año del periodo 2002-2018, habían bajado a 905,9 millones de dólares.

Su creadora decía que la idea de hacer una muñeca que no se asemejara a quienes iban a jugar con ella se le ocurrió al ver que a sus hijas les gustaban las muñecas que parecían “adultas“. Para el diseño se inspiró en una muñeca alemana, Bild Lilly.

“Durante 60 años, Barbie ha defendido a las niñas e inspirado generaciones” al hacerles creer en sus capacidades y mostrarles que “tienen opciones”, dice McKnight. El discurso de Mattel para remarcar este punto decisivo en la vida de Barbie hace hincapié en que en el universo de juguete creado a su alrededor, que incluye familia, casas, automóviles, ropa y útiles para distintas profesiones, muebles y otros objetos, se ha mostrado a las niñas que no hay nada que a una integrante del género femenino le esté vedado por el hecho de serlo.

Uno de los espacios ganados por Barbie es también la realidad. Hace unos hace años Mattel lanzó muñecas Barbies de mujeres que existen o han existido -Frida Kalho y Amelia Earthart- y en 2019, en coincidencia con el aniversario, va a poner en el mercado una nueva serie, la más numerosa. Están incluidas latinoamericanas como la alpinista y escritora mexicana Karla Wheelock, la activista y empresaria peruana Mariana Costa Checa y la campeona de surf brasileña Maya Gabeira. El grupo incluye a actrices como la estadounidense Yara Shahidi, deportistas como la tenista japonesa Naomi Osaka y la ciclista alemana Kristina Vogel, científicas como la especialista griega en medicina regenerativa Eleni Antoniadou y hasta una camionera polaca, Iwona Blecharzcyk.

La reinvención de Barbie incluye la creación de un fondo para ayudar a estrechar la “brecha de los sueños”. Con motivo del 60 cumpleaños de Barbie, por cada muñeca que se compre en Estados Unidos entre el 6 y el 11 de marzo Mattel donará un dólar a ese fondo.

La Barbie 60 Aniversario se puede comprar por 60 dólares por internet, una mínima fracción de lo que se pagan por muñecas antiguas y de ediciones limitadas como una Barbie “vintage” y “rara” de primera época, en traje de baño y con cola de caballo, que se vende por 4.512,50 dólares en ebay.





El animal, del tamaño de un grano de arena, que nos puede salvar

En medicina existen casos en los que sería muy útil detener o retrasar el tiempo porque permitiría evitar una amputación, prevenir un derrame cerebral tras una parálisis, incluso salvar una vida después de una taquicardia.

Existen organismos capaces de desacelerar su metabolismo, como si de detener el tiempo se tratase, uno de ellos es el tardígrado, una criatura del tamaño de un grano de arena que puede sobrevivir a presiones y temperaturas rigurosas, como al espacio exterior gracias a su estado de animación suspendida, llamada anhidrobiosis.

Este sistema biológico ha sorprendido a un grupo de científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, que viene estudiando a estas criaturas con el fin de encontrar tratamientos médicos que detengan el daño a los tejidos para hacer una pausa en la muerte celular. Para ello, analizan a los tardígrados.

“Cuando alguien resulta herido, hay una ventana de tiempo para ir con un médico o a un hospital”, indicó Pamela Silver, profesora de biología de sistemas. “Así que nuestra meta general es: ¿cómo prolongar ese tiempo?”, señaló.

El tardígrado conocido como “oso de agua” tiene ocho patas y bajo un microscopio parece un croissant. Ellos viven en cualquier lugar donde exista agua, desde entornos cotidianos hasta los ambientes más extremos de la tierra como aguas terminales, profundidades del hielo antártico, fosas oceánicas hasta en los picos del Himalaya.

Cuando realizan la anhidrobiosis, estos seres invertebrados se enroscan en una bolita disecada y reducen su metabolismo al 0.01% de lo normal. Así pueden permanecer durante muchos años y reanudar su actividad al ser rehidratados.

Hace dos años, varios investigadores descubrieron proteínas singulares, las cuales podrían ayudar a proteger las células. Sin embargo, no está claro cómo funcionan.

Por el momento, el equipo de científicos viene recibiendo fondos del Ejército de Estados Unidos para encontrar terapias con estas proteínas que sirvan para detener hemorragias y la muerte de tejidos en lesiones.