Páginas

jueves, 14 de marzo de 2019

Hipnótica y variada selección de GIFS (155)







Si las princesas Disney no "usaran" maquillaje







Difícilmente no querrías algo de esto...







Las mascotas envejecen...







Humor robado






Como convertir tus pantalones en un salvavidas de emergencia

Obviamente, esperamos que nadie tenga que utilizar el siguiente truco de los Navy Seals, únicamente recomendado en una situación extrema donde nos hemos quedado a la deriva en el mar. De ser así, aquí van los tres pasos para convertir tus pantalones en un salvavidas improvisado.


Dicho truco es noticia precisamente por un hecho verídico que ha ocurrido hace poco. Un marinero alemán llamado Arne Murke cayó de un velero durante un temporal y se encontró en el agua sin un salvavidas. Afortunadamente, Murke conocía el truco utilizado por los Navy. El hombre fue rescatado en Nueva Zelanda después de más de tres horas en el agua.

El método utiliza los pantalones para ayudar con la flotación y mantenerte en la superficie mientras conservas energía a la espera de ayuda. Además, esta táctica te permite descansar boca arriba para que los rescatistas puedan encontrarte más fácilmente. Veamos los pasos:

En primer lugar hay que quitarse los pantalones. Luego hay que hacer un nudo en los extremos de las piernas del pantalón. Los Navy recomiendan atar las dos piernas del pantalón juntas y lo suficientemente ajustadas como para atrapar aire (como se aprecia en el siguiente video). Por cierto, recuerda subir la bragueta.

El siguiente paso consiste en inflar. Coloca la abertura de la cintura sobre tu hombro para seguidamente con un movimiento levantar la cintura abierta por encima de tu cabeza para recoger aire y luego colocarla en el agua. A continuación cierra la cintura debajo del agua para mantener el aire.

Si la bolsa de aire que hemos creado no está lo suficientemente llena, repite el paso anterior, o bien puedes intentar llenar los pantalones sumergiéndote bajo el agua y respirando aire en la cintura abierta.

El último paso consiste en pasar la cabeza a través de las piernas infladas del pantalón y mantener la cintura cerrada y bajo el agua. Ahora solo queda esperar ayuda y mantener la calma. Si pasa mucho tiempo es posible que los pantalones se desinflen. Simplemente repite los pasos.

En estos momentos una criatura microscópica recorre tu cara y pone huevos allí

Es muy posible que al acabar este artículo te hagas la siguiente pregunta: ¿De verdad tenía que saber esto? Diría que la respuesta depende. El saber no ocupa lugar, aunque nada va a cambiar y esas criaturas seguirán disfrutando de tu rostro para comer, aparearse, y finalmente morir.

Se trata de los ácaros de la piel, los cuáles a su vez se dividen en dos subgrupos cuando nos referimos a las criaturas microscópicas que habitan en nuestro rostro: el Demodex brevis y el Demodex folliculorum.

Estos ácaros son unos artrópodos mucho más pequeños que un grano de arena, una especie de arácnido, ya que sus parientes más cercanos son las garrapatas o las arañas, a los que les encanta el aceite y las células de nuestra piel, particularmente en las zonas más grasas como la nariz, mejillas y frente.

Estudios anteriores sugieren que estas criaturas han estado viviendo con nosotros desde los albores de la humanidad, hace más de 200 mil años. Hoy también sabemos que ninguno de nosotros escapa a estos ácaros, ya que prácticamente todos los adultos del planeta cuentan con miles de ellos.

Lo bueno: que son prácticamente inofensivos. En el caso de los folliculurom, se encuentran en los poros y funículos de nuestros pelos, mientras que los brevis se asientan en las glándulas sebáceas. Ambos se muestran similares al microscopio, criaturas de ocho patas diminutas muy cerca de la cabeza, con un cuerpo alargado y una forma de andar que parecen estar deslizándose por el aceite de la piel, eso sí, a velocidades tremendamente lentas.

En un momento dado de la vida azarosa de estas criaturas, cuando ven un poro con un espacio lo suficientemente grande, depositan sus huevos, normalmente grandes (hasta un tercio de su cuerpo). De esta forma, la especie ha sobrevivido y perpetuado en el tiempo haciendo de nuestro rostro un paraíso terrenal.

Puede que te lo estés preguntando: vale, son inofensivos pero, ¿defecan en nuestro rostro? No exactamente. Al parecer, estos ácaros no tienen ano, así que en su defecto, los restos que deberían expulsar en vida se guardan en el interior hasta el momento de la muerte, momento en que explotan esparciendo sus desechos por nuestra piel.

Por cierto, los ácaros también se aparean, además lo hacen nada más nacer por todo nuestro rostro, y como los humanos, la mayoría prefiere hacerlo en la noche y luego regresar a sus poros.

Y por mucho que nos lavemos la cara o incluso nos tratemos con antibióticos o fármacos, estos ácaros regresarán en unas seis semanas como máximo. Lo harán a través de otras personas, o con elementos como las toallas o almohadas. Y aunque son inofensivos, hay un caso donde se pueden convertir en un problema.


Esto ocurre cuando la población de ácaros crece fuera de control. A su vez, esto normalmente suele pasar con personas cuyo sistema inmunológico está más deteriorado. Como resultado de ello en ocasiones producen irritaciones en la piel.

Así que la próxima vez que te pellizques o te rasques la cara, piensa que posiblemente estés despertando a alguna de estas microscópicas criaturas que habitan nuestro rostro desde hace miles de años.




Curiosidades del número Pi, en su día.

El Día del Número Pi (o «Piday», en inglés) se celebra el 14 de marzo, no por casualidad pues ese número responde a la forma en la que se escribe el día y el mes (3/14) en Estados Unidos -país donde nació la onomástica- y juega con la unidad y los dos decimales más conocidos del Pi (3,14). El «Piday» es una efeméride que nació hace una década para promover las matemáticas y las ciencias en el ámbito de la educación.

El número Pi es uno de los más estudiados en el mundo de la aritmética y es el resultado que se obtiene al dividir la longitud de una circunferencia por su diámetro. Este cociente siempre da como resultado el número Pi: 3,14, en su versión corta, ya que este dígito es irracional y por tanto con un número infinito de decimales, de los que en la actualidad se conocen más de 22 billones.

Tiene aplicaciones en áreas tan distintas como la ingeniería, la física y la astrología, pero en matemáticas es una de las constantes que más aparece. No en vano, con este número irracional podemos calcular circunferencias, áreas de círculos, volumen de esferas y cilindros.

«Para las personas que trabajamos con las matemáticas, el número Pi es fundamental en múltiples ecuaciones, procesos y cálculos. Por eso es tan importante trasmitirles correctamente a los niños y niñas su significado, valor y aplicación», señalan Javier Arroyo y Daniel González de Vega, fundadores de Smartick.

El número Pi, en lugares que no esperas

En una de sus utilidades más prácticas cabe destacar que el número Pi se usa en los procesos de construcción de las tuberías que conducen el agua, de las ruedas del coche, de botellas y de los vasos en los que bebemos, entre otros muchos objetos; también aparece en ámbitos tan diversos como la geometría, los calendarios, la probabilidad, los comics o la música.

De hecho, Pi es casi mágico, ya que aparece en lugares que no esperaríamos. Por ejemplo, forma parte de los cálculos para ubicar un objeto o persona en un mapa usando tecnología GPS, y en los relojes de péndulo, la fórmula matemática del tiempo que le toma al péndulo oscilar de un lado a otro está basada en él.

Además, la NASA toma 16 dígitos de Pi para calcular posiciones exactas, y en los vuelos de larga distancia, en los que los aviones hacen un trazado en forma de arco de un círculo, la ruta se calcula haciendo uso del número Pi para optimizar el trayecto y el combustible.

Sin embargo, no todo el mundo lo conoce...

El símbolo con el que se representa es la decimosexta letra del alfabeto griego y, además, es la primera letra de la palabra griega periphereia, término usado para designar el perímetro de un circulo. Fue el matemático galés William Jones el primero que utilizó esta denominación en 1706.

El récord actual en la memorización de decimales del número Pi lo tiene el indio Suresh Kumar Sharma, con 70.030 decimales. Tardó más de 24 horas en recitar todos los decimales.

Su nombre y su valor (3,141559…) es una de las cosas más recordadas de la educación matemática de la mayoría de los españoles. No es de extrañar, por tanto, que en Google aparezcan más de 208.000.000 resultados sobre esta constante infinita, muchas de ellas relacionadas precisamente con la celebración del «Piday».





Consejos de expertos para dormir mejor

Dormir bien se está convirtiendo casi en un privilegio. El estrés, los niños, las pantallas, unos horarios locos... Son varios los factores que pueden influir negativamente no solo en las horas sino en la calidad del sueño. Los españoles duermen de media 6,8 horas entre semana y más de la mitad confiesa que no descansa bien y utiliza el fin de semana para recuperar las horas de sueño perdidas, según la encuesta «¿Cómo duermen los españoles?» realizada por Ipsos para Philips en colaboración con la Sociedad Española de Sueño (SES) con motivo del Día Mundial del Sueño.

El problema es que los «atracones de sueño» de fin de semana no consiguen reparar el daño que causa el déficit de descanso entre semana de acuerdo con un reciente estudio publicado en «Current Biology».

El insomnio es otro de los problemas fundamentales que refleja el informe. El 75% de los españoles reconoce que se despierta al menos una vez por la noche, y 3 de cada 10 afirman directamente que padecen insomnio.

«El sueño es un pilar de salud fundamental. Hay que concienciar a la población de la importancia de priorizar y crear hábitos de sueño y posicionar el sueño como algo esencial para sentirse bien, tener vitalidad y alcanzar metas», ha apuntado el doctor Alejandro Iranzo, presidente de la Sociedad Española de Sueño (SES).

A veces, un pequeño cambio en nuestras rutinas puede resultar muy efectivo para conseguir un sueño más reparador. A continuación, diez consejos de la SES para dormir bien:
  • -Mantén unos horarios regulares para irse a la cama y despertarse.
  • -La cama, solo para dormir. Evita la tele y otros dispositivos electrónicos en la habitación.
  • -La dieta, rica en frutas y verduras. Y evita cenas copiosas.
  • -Practica ejercicio físico al aire libre, pero mejor durante el día, antes de las 7 de la tarde.
  • -Evita dormir durante el día y, si lo haces, la siesta no debería durar más de 15-30 minutos.
  • -Repite cada noche una rutina que te ayude a prepararte mental y físicamente para ir a la cama.
  • -La habitación donde duermes debe estar ordenada, limpia, ventilada y con una temperatura adecuada.
  • -Evita pensar en los problemas laborales y personales justo antes de irte a la cama.
  • -Practica algún tipo de ejercicio de relajación en tu vida diaria.
  • -Evita el consumo de sustancias excitantes o estimulantes.




Las razones para almorzar a la 1 de la tarde y cenar antes de las 21

Si comes a partir de las tres de la tarde, cenas pasadas las diez de la noche, casi nunca meriendas y desayunas un café, estás castigando a tu cuerpo más de lo que crees. De hecho, los especialistas en crononutrición aconsejan consumir el 60% de la ingesta diaria de alimentos antes de las cinco de la tarde y el 40% restante, antes de las nueve de la noche.

El concepto de cronoalimentación fue creado por el nutricionista francés Alain Delabos en 1986. Este especialista recomienda adaptar la dieta a los ritmos biológicos que experimenta nuestro organismo a lo largo del día ya que, en su opinión, los nutrientes no se asimilan de la misma forma por la mañana que por la tarde o la noche.

«Adaptar nuestra dieta a los ritmos biológicos puede facilitar las digestiones y ayudarnos a mantener un peso óptimo», destaca Josep Antoni Tur Marí, catedrático del Área de Fisiología de la Universidad de las Islas Baleares y CIBEROBN (Instituto de Salud Carlos III) y experto de InfoAlimenta. Y además añade: «La obesidad no solo está relacionada con cuánto comemos, sino también con cuándo comemos». De hecho, estudios realizados por las universidades de Harvard y Tufts publicados en el « International Journal of Obesity» revelan que, cuanto más temprano hagamos las comidas principales del día, más se reduce nuestro riesgo de engordar.

«Lo ideal sería consumir el 60% de los alimentos antes de las 17:00 horas e ingerir el 40% restante antes de las 21:00 horas», sostiene Tur Marí.

La clave está en la tirosina y el triptófano
Los principios de la cronoalimentación revelan que el cuerpo humano requiere la presencia de dos aminoácidos esenciales: por la mañana, tirosina, y por la tarde y noche, triptófano. La tirosina se encuentra en proteínas animales de carnes magras y también en verduras o huevos, por lo que sería ideal tomarlos a la hora de la comida. Por otra parte, el triptófano se halla en el pavo, pollo, los lácteos, pescado azul y en el plátano, entre otros alimentos. Los productos ricos en triptófano mejoran la regulación del sistema nervioso y nos relajan, por lo que son ideales para tomarlos por la noche.

La «cronodieta», por horas
Una dieta equilibrada, siguiendo los preceptos de la cronoalimentación, debería seguir este esquema:
  • 8:00 horas. Desayuno. Es la hora ideal para desayunar porque el aporte de grasas por la mañana no incrementa los niveles de colesterol, mientras que por la noche, sí. La crononutrición sugiere que el desayuno incorpore grasas saludables como aceite de oliva en crudo o aguacate, acompañadas de hidratos de carbono complejos o de absorción lenta como el pan integral y los cereales integrales.
  • 11:00 horas. Almuerzo. A media mañana y media tarde, podemos hacer una pausa para un tentempié. Tras unas horas de ayuno después de la primera comida del día, lo normal es que los niveles de glucosa desciendan, lo que puede aumentar la sensación de hambre. Una buena solución es ingerir una pieza de fruta acompañada de unas lonchas de jamón o pavo, un yogur... Al acompañar un alimento como la fruta (rico en hidratos de carbono) con otro que incluye proteínas en su composición, podemos contribuir a atenuar la elevación repentina de la insulina en el cuerpo.
  • 13:00 horas. Comida. Debería incorporar alimentos ricos en proteínas de origen animal y/o vegetal e hidratos de carbono de absorción lenta como los cereales integrales (pasta, pan, arroz, y otros derivados) y/o legumbres.
  • 16:00 horas. Merienda. A media tarde, podemos incluir algún lácteo y/o un puñadito de frutos secos acompañados de una infusión. Los expertos en crononutrición recomiendan consumir menos alimentos con hidratos de carbono por las tardes.
  • 20:30 horas. Cena. Se debería realizar antes de las 21 horas y dejar pasar al menos dos horas antes de acostarse, pues a partir de las 22:00 horas, el sistema digestivo trabaja de forma más lenta. Se aconseja hacer ingestas ligeras, tomar carnes magras y/o pescado azul (ricos en triptófano, el aminoácido precursor de la melatonin, la hormona que induce el sueño).
Durante el sueño, los expertos en cronoalimentación revelan que el cuerpo sigue quemando calorías, por lo que no es aconsejable ni cenar mucho, ni saltarse la cena.




¿Por qué sentimos "mariposas en el estómago"?

Científicos norteamericanos han demostrado que los 100 millones de células que rodean el tracto digestivo funcionan como una especie de cerebro secundario abdominal, dedicado a controlar gran número de reacciones de nuestro cuerpo en correspondencia con los procesos psíquicos.


 Sus informaciones influyen por medio de una serie de transmisiones nerviosas sobre las decisiones que toma el cerebro 'pensante'.

Según confirman estos estudios, los sentimientos y las intuiciones suben 'de las tripas', junto con otras muchas señales procedentes del vientre, como las náuseas, el vómito y el dolor. En el cerebro, la memoria emotiva recoge y almacena todas esas informaciones viscerales. Por ejemplo, las sensaciones desagradables suscitadas por una situación de peligro (como el dolor de barriga que sentimos ante un examen inminente cuando no hemos estudiado), como el cosquilleo que provoca la cercanía del sujeto deseado o la revolución que se nos desata en las tripas cuando se nos acerca un sujeto que no queremos tratar.

Todas las ocasiones en que nos vemos en una situación que ya hemos vivido antes, los sentimientos y nuestra conducta quedan determinados por los datos inconscientes que se extraen del gigantesco catálogo de la emotividad. En ese banco de memoria, la sensación de tener mariposas en el epigastrio se vincula con el enamoramiento o 'flechazo'.




Crean un robot tan pequeño que cabe adentro de una célula

“No será como en la película Viaje Alucinante – explica Yu Sun, líder del estudio publicado en Science Robotics – pero hemos conseguido un nivel de precisión y control hasta ahora imposibles”.


Así habla uno de los investigadores de la Universidad de Toronto que han construido un conjunto de "pinzas" magnéticas que pueden colocar un dispositivo de escala nanométrica dentro de una célula humana en tres dimensiones con una precisión sin precedentes. El nano-bot ya se ha utilizado para estudiar las propiedades de las células cancerosas y podría indicar el camino hacia un mejor diagnóstico y tratamiento.

Los dispositivos desarrollados por el equipo de Yun, que lleva dos décadas en este campo, tienen la capacidad de manipular y medir células individuales, lo que resulta útil en procedimientos como la fertilización in vitro y la medicina personalizada. Este último avance lleva la tecnología un paso más allá.

"Hasta ahora, nuestro robot había estado explorando fuera de un edificio, tocando las paredes de ladrillos y tratando de averiguar qué había en el interior – añade Yun – . Queríamos desplegar un robot en el edificio y analizar todas las habitaciones y estructuras".

El equipo había creado sistemas robóticos capaces de manipular estructuras subcelulares dentro de un microscopio de electrones, pero eso requería liofilizar las células y cortarlas en pequeños fragmentos. Hasta ahora, para estudiar células vivas, se habían usado técnicas como el láser o la acústica.

El sistema diseñado por el equipo de Yun utiliza seis bobinas magnéticas colocadas en diferentes planos alrededor de un microscopio con el que se estudian células cancerosas vivas. Se coloca un cordón magnético de hierro de unos 700 nanómetros de diámetro, aproximadamente 100 veces más pequeño que el grosor de un cabello humano, en la cubierta del microscopio y las las células cancerosas lo atrapan fácilmente dentro de sus membranas.

Una vez que el cordón está dentro, los científicos controlan su posición utilizando retroalimentación en tiempo real de imágenes de microscopía confocal. Básicamente lo que hacen es usar un algoritmo controlado por ordenador para variar la corriente eléctrica de cada una de las bobinas, configurando el campo magnético en tres dimensiones y obligando al fragmento de hierro a ir hacia la posición deseada dentro de la célula.

“Podríamos imaginar enjambres enteros de estos nano-bots y usarlos para matar de hambre a un tumor bloqueando los vasos sanguíneos que lo alimentan – concluye Yun –, o destruirlo directamente mediante una ablación mecánica. Esto ofrece una forma de tratar el cáncer resistente a la quimioterapia, la radioterapia y la inmunoterapia”.




El mejor día de la semana para el sexo

Según un estudio llevado a cabo por investigadores de la London School of Economics, el jueves, día central de la semana según la norma ISO 8601, es el mejor día para disfrutar de las relaciones sexuales. ¿Por qué? Según parece, está relacionado con la sincronización de los niveles hormonales del hombre y la mujer.


¿La clave? Tenemos un reloj interno de unas 24 horas. Este se encuentra dentro de nuestro sistema en un nivel celular. Incluso las algas tienen un sistema similar interno, según una investigación de las Universidades de Cambridge y Edimburgo.

Es decir, que si "configuras" tu reloj biológico un poquito más temprano las mañanas de los jueves, cuando los niveles de testosterona y estrógeno son casi cinco veces más altos que en otros momentos, ten por seguro que saldrás de casa un poco más feliz que otros días.




Las mujeres infieles de Uruguay cambian de amante cada 3 meses

Las mujeres infieles de Uruguay cambian de amante cada tres meses, prefieren hombres que no sean de su entorno íntimo y su coartada infalible es decir que salen de shopping. Así lo asegura Second Love, la primera red social para personas comprometidas que buscan una relación paralela.

La infidelidad no es exclusiva de los hombres. Hoy en día las mujeres son un 40% más infieles que años atrás y viven la infidelidad como un derecho más de los muchos que han adquirido en los últimos años. Tienen coartadas, cometen una infidelidad para sentirse mejor, y hasta pueden disociar entre el amor y el sexo, capacidad que hasta ahora era exclusiva de los varones.

Second Love se instaló en 2016 en Uruguay y logró un crecimiento exponencial en tres años. El 70% de sus usuarios locales son hombres y el 30% mujeres. Recientemente un estudio comparó la actividad de las mujeres en países de Latinoamérica. Las sudamericanas, especialmente las uruguayas y las argentinas, son de las más participativas y atrevidas de la región: la mayoría de ellas confesó que cambian de amante con frecuencia, más del 80% especificó que no mantiene una relación más de tres meses con la misma persona y buscan hombres que no sean de su entorno íntimo.

En cuanto a los motivos de porqué lo hacen, según confesaron las usuarias, el principal está relacionado con que necesitan sentirse deseadas y quieren ponerse en un rol diferente al que ocupan siempre. Las mujeres declaran necesitar que otro hombre las vea de una manera distinta a cómo la ve su pareja actual. Sólo una minoría fue infiel por venganza o por despecho.

Los resultados dan la pauta de que en la mayoría de los casos se trata de algo absolutamente interno y personal que no surge de sentimientos destructivos hacia el otro. La mujer ha avanzado en este aspecto y prioriza la satisfacción personal.

A la hora de ocultar una infidelidad, las coartadas más frecuentes empleadas por las usuarias de Second Love son:
  • 1. Salir de shopping.
  • 2. Juntarse con amigas.
  • 3. Ir al gimnasio o realizar alguna actividad física.
  • 4. Utilizar una amiga para que la cubra.
Matias Lamouret, vocero de Second Love para Latinoamérica, agregó: “Según nuestras mediciones, observamos que las mujeres sudamericanas son las más atrevidas de Latinoamérica. En Uruguay, el 48% de las mujeres y 67% de los hombres han sido infieles, o sea que sigue siendo mayor el porcentaje de hombres, pero las mujeres están cada vez más buscando una aventura que les alegre la vida rutinaria”.

Second Love es la red social exclusiva para personas que buscan tener relaciones sentimentales fuera de su pareja. Fue creada en 2008 por Erik Drost en los países Bajos. Sus oficinas centrales están en Barcelona y la firma se expande con el fin de tener presencia en los principales mercados, entre ellos España, Portugal e Italia, y también en América en: Argentina, México, Chile, Uruguay, Colombia y Estados Unidos.