Páginas

sábado, 16 de marzo de 2019

Humor creador







Hipnótica y variada selección de GIFS (156)







Cómo convertir fácilmente videos de YouTube a Gif (Sin marcas de agua)

El popular portal de vídeos vía streaming de Google, YouTube, se ha convertido con el paso de los años en uno de los sitios de Internet más visitados y usados del mundo, ya que además no para de crecer gracias a los contenidos que los usuarios van subiendo de manera constante.


Es por ello, entre otras razones, por las que muchos desarrolladores de aplicaciones intentan sacar provecho del portal web creando herramientas propias que saquen el máximo provecho de YouTube y de los contenidos que allí podemos en encontrar, que son casi infinitos. Como la mayoría de vosotros ya sabréis, cuando hablamos de este sitio web, hablamos de una enorme cantidad de vídeos que los propios usuarios van subiendo, contenidos que en principio y de manera nativa no se pueden descargar.

Sin embargo hay aplicaciones de terceros que nos van a permitir llevar a cabo estas tareas de descarga, además de otras muchas, como es el caso del que os vamos a hablar en estas líneas. En concreto, para empezar os vamos a presentar una aplicación web que podréis usar directamente desde el navegador y que os va a permitir convertir esos vídeos de YouTube que seleccionemos, en ficheros GIF animados. Y es que este tipo de archivos han ido ganando mucha popularidad en entornos tales como las redes sociales o las aplicaciones de mensajería instantánea.

Por tanto aquí vamos a hacer referencia a la plataforma llamada GifRun, una sencilla solución con la que podrás convertir determinados vídeos del servicio streaming de Google en GIF animados.

Para todo ello, lo primero que haremos será acceder a la plataforma como tal a través de la URL que dejamos en el link de GifRun, para a continuación pegar la dirección del vídeo en concreto que vamos a convertir en el correspondiente cuadro de búsqueda. Al mismo tiempo, esta aplicación pone a nuestra disposición su propio buscador de contenidos, por lo que tras introducir el término que nos interesa, en pantalla aparecerán una serie de miniaturas para que podamos seleccionar el que más nos interesa.

Tras ello, ya podremos empezar con la reproducción y cuando llegue el momento preciso, lo paramos para que se cree el correspondiente GIF animado con esa parte, todo ello muy sencillo y lo podremos hacer en pocos segundos. 

Sin embargo esta no es la única propuesta de este tipo, sino que igualmente podemos echar mano de otras parecidas como es el caso de Giphy, ya que este conocido portal de archivos GIF, también pone a nuestra disposición su propio conversor de vídeos de YouTube al mencionado formato de animaciones.





Por qué son tan difíciles de eliminar las falsas creencias

Una vez que una creencia se afianza, es muy difícil cambiar de opinión incluso con una gran cantidad de datos y pruebas. De hecho, un reciente estudio publicado en Open Mind del Massachusetts Institute of Technology, sugiere una razón por la que pasa esto: cuando alguien recibe varios comentarios positivos por su creencia, se siente muy seguro de que tiene razón.

Esta certeza persiste incluso si el cuerpo de evidencia general sugiere que esa persona está equivocada. "Si las respuestas están equivocadas, pero tiene una certeza muy alta de que está en lo cierto, es probable que no vaya a buscar otra información", explicó Louis Marti de la Universidad de California en Berkeley y coautor del estudio.

Los investigadores estaban interesados en cómo se sostiene la desinformación, un tema candente en una era en que la información falsa o fake news se difunde rápidamente por internet. Ante la evidencia firme, las personas se aferran a falsas creencias como por ejemplo que la Tierra es plana o que el cambio climático es un engaño, con obvias implicaciones para la política .

Los expertos sabían por estudios anteriores que la curiosidad impulsa la búsqueda de nueva información. La pregunta, entonces, era esta: ¿qué es lo que evita que las personas se vuelvan curiosas? ¿Cómo se vuelven tan seguros de que ya lo saben todo?

Para averiguarlo, el equipo realizó tres experimentos con participantes online reclutados en la web Mechanical Turk. En tres experimentos separados con más de 500 participantes diferentes en cada uno de ellos, presentaron una variedad de formas coloridas en una pantalla de ordenador y preguntaron si se trataba de un "daxxy". Se definió "daxxy" como una estructura con un color, forma y tamaño particulares, pero los participantes no tenían idea de qué color, forma y tamaño eran los correctos. Tuvieron que adivinar y luego usar los comentarios sobre si tenían razón para reflexionar su camino hacia la definición correcta de "daxxy".

La ventaja de este método, dijo la coautora del estudio Celeste Kidd, profesora de psicología en la Universidad de California en Berkeley, es que los investigadores podrían determinar estadísticamente qué tan seguro debe estar cualquier participante acerca de la definición de "daxxy" en cualquier momento, basándose en la información que se les había facilitado. Luego podrían preguntar a los participantes cómo de seguros se sintieron y comparar las dos respuestas.

El factor principal que determinó qué tan seguro estaba un participante en su definición fue lo bien que lo habían hecho en sus respuestas más recientes. "Podrías equivocarte en los primeros 19 intentos, pero acertarás en los últimos cinco. Y si eso te sucede, probablemente dirás que estás seguro, aunque haya 19 errores", comenta Marti.

Temas tan relevantes como la negación del cambio climático o la creencia en una Tierra plana o incluso hueca es probablemente más complicado que una simple tarea de aprendizaje como el experimento daxxy, pero esta confusión sobre la certeza puede ser importante, porque podría evitar que las personas busquen nueva información que pueda alterar sus nociones preconcebidas.

Si tomamos de base un creyente de la tierra plana, su creencia puede explicar por qué el horizonte se ve plano desde la mayoría de los puntos de vista. Esa retroalimentación positiva podría ser suficiente para evitar que busque las explicaciones reales (como la inmensidad de la curvatura de la Tierra).

Sin embargo, los hallazgos se refieren a algo más que a simples teóricos de la conspiración. Todos tenemos falsas creencias de un tipo u otro, por lo que los autores esperan estudiar si hay alguna manera de sacar a la gente de sus ideas erróneas y acercarlos a la certeza.

"Si podemos hacer que las personas se den cuenta de que hay una brecha en su información, nuestra teoría predeciría que eso aumentaría su curiosidad, lo que los haría más propensos a investigar las cosas por sí mismos", concluyó el experto.





El exámen, para conducir taxis, "más complicado del planeta"

Es posible que muchos de los que nos leen hayan crecido con un auto con GPS, ya sea en forma de navegador o a través de un teléfono. Sin embargo, en Reino Unido eso no importa. Todo aquel que desee convertirse en taxista en Londres deberá pasar el examen más complicado del planeta.


Si has viajado a Londres alguna vez habrás notado una serie de elementos que la hacen única. Una de ellas son los famosos taxis negros que pueblan la city, hoy mezclados con miles de autos híbridos de conductores de Uber y similares.

Londres es una ciudad monstruosamente grande, mucho más de lo que sus mapas ya indican. Por eso resulta asombrosa la prueba que deben pasar los aspirantes a taxistas. Porque en Londres los taxistas tienen que saber de memoria el mapa completo de la ciudad, la única manera de aprobar el legendario examen The Knowledge.

Tal y como explica a The Great Story Peter Allen, taxista desde hace 9 años en la ciudad británica: El examen es la prueba que tienes que pasar para convertirte en taxista en Londres, también es el examen más duro del mundo. Lo primero que tienes que hacer es aprender lo que se llama “el libro azul”, algo así como nuestra Biblia.

Tienes que aprender 320 rutas por Londres, el equivalente a 640 áreas de un cuarto de milla. Tienes que aprender 25.000 calles y carreteras dentro de un radio de 10 kilómetros de Trafalgar Square, tienes que saber cada punto de interés, lugar famoso, edificios de apartamentos, urbanizaciones, estaciones de policía, mezquitas, sinagogas, iglesias, peluquerías, tiendas, discotecas, pubs, restaurantes… En resumen, cualquier sitio que un pasajero que paga quisiera llegar.

Para ello, los aspirantes deben acudir al centro de exámenes, espacio donde la prueba se divide en varias fases. La más importante es la oral donde el evaluador examina el conocimiento del aspirante de las calles y vías de la ciudad, con problemas donde debe encontrar la distancia más corta para llegar de un punto A a uno B. En esta fase también se le puede preguntar por el nombre de un teatro, por ejemplo, y dónde está ubicado.

En promedio, se necesitan de dos a cuatro años para aprender al completo el temario del examen. Por esa razón desde el gobierno recomiendan que la mejor forma de estudiar la prueba es compaginándola con salidas frecuentes al exterior, si puede ser en moto mejor, ya que obtienen una idea del mapa de la ciudad más completa.

Como explica Abbas Ekta, uno de los aspirantes a taxista que lleva cuatro años y medio preparándose: Es como un trabajo a tiempo completo. Te despiertas por la mañana y sales a conducir y conocer un poco más la ciudad. Lo hago todos los días un par de horas y lo compagino con horas de estudio en casa.
Para que nos hagamos una idea, se calcula que solo uno de cada cinco solicitantes pasa el examen, lo que le da a esta prueba la misma tasa de éxito que a los aspirantes a Navy SEAL en Estados Unidos.





El "robot cuida coches"

Si visitas próximamente el aeropuerto Lyon-Saint-Exupéry es posible que te encuentres con un nuevo operario muy especial. Su nombre es Stan y se dedica a aparcar coches en el bullicioso estacionamiento del aeropuerto. No solo es más eficiente, sino que además puede salirte más barato.


Stan es un robot creado por la compañía Stanley Robotics y no es exactamente nuevo. Sus creadores llevan años poniéndolo a prueba en los aeropuertos de Düsseldorf y París Charles De Gaulle, pero este es su primer trabajo oficial a tiempo completo y de cara al público.

De momento habrá cuatro unidades Stan trabajando en Lyon-Saint-Exupéry, y no cubrirán todo el estacionamiento (6.000 plazas) sino solo una sección de 500 plazas dedicada a estancias largas. La compañía que gestiona el aeropuerto se plantea extender el uso de estos robots a todo el estacionamiento, pero aún no hay planes definidos para ello.

Lo interesante de los robots es que son bastante más eficientes que un operario humano y, si nos atenemos a los precios de la página del aeropuerto que han consultado en The Verge, más baratos. Cada unidad Stan es capaz de estacionar y recuperar 200 vehículos diarios. Más importante aún es que el robot almacena la información de a qué día y hora van a recoger cada coche y elige la plaza en consonancia. De esta manera, los cuatro robots optimizan el espacio de manera que pueden almacenar un 50% más en las mismas plazas. El precio de una semana de estacionamiento gestionado por robots cuesta 54 euros. Hacerlo con un operario humano (pero en una zona mucho más cercana al aeropuerto) cuesta 104. Además cuenta con la ventaja de que solo hay que dejar el coche en una cabina dispuesta para que los robots puedan recogerlo y contratar el servicio en una máquina a la entrada. Ideal si tienes prisa por tomar un vuelo.
Stanley Robotics planea iniciar pruebas también en el Aeropuerto de Gatwick en Londres. Si todo va bien (y parece que va más que bien) es probable que se extienda a muchos otros aeropuertos. Es una opción mucho más barata que ampliar el estacionamiento para que haya más plazas.

Comer un huevo al día aumenta el riesgo de muerte

La amenaza está representada por el alto contenido de colesterol, concluye una reciente investigación.


Un nuevo estudio afirma que comer un huevo al día aumenta drásticamente para los adultos el riesgo de un ataque cardíaco o un derrame cerebral y, en consecuencia, las posibilidades de una muerte prematura, con lo cual se ponen en tela de juicio las recomendaciones actuales en materia de pautas dietéticas.

De acuerdo con el informe publicado en la revista The Journal of the American Medical Association, consumir 300 miligramos de colesteroldietético por día, que es lo que aproximadamente contiene un huevo, se asocia con un incremento de 17 % en el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de 18 % en las posibilidades de muerte por otras causas. El estudio también informó que al comer tres o cuatro huevos por semana, el aumento de esos riesgos es de 6 % y 8 %, respectivamente.

"El mensaje final es realmente sobre el colesterol, que es alto en los huevos y específicamente en las yemas", cita el sitio web de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern (EE.UU.) a la autora del estudio, Norrina Allen. "Como parte de una dieta saludable, las personas deben consumir cantidades más bajas de colesterol", concluyó.

Si bien estos investigadores no recomiendan cortar el consumo de huevos por completo, aconsejan limitar la ingesta de alimentos ricos en colesterol.

El nuevo estudio ha generado polémica en el mundo científico, ya que trabajos anteriores aseguraban que los huevos no aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular. Allen, por su parte, adujo que esos estudios generalmente tenían muestras menos diversas, un tiempo de seguimiento más corto y una capacidad limitada para contemplar otros componentes de la dieta.

Su investigación analizó los datos de 29.615 adultos, correspondientes a seis estudios prospectivos de cohorte realizados durante periodos de hasta 31 años. Durante ese tiempo fueron registrados entre ellos 5.400 eventos cardiovasculares y 6.132 muertes por causas de cualquier orden.





Nunca más sentiremos dolor

Solo en España, unos seis millones de personas padecen dolor crónico y lo viven con tristeza, ansiedad, ira y frustración. Investigadores pueden haber abierto ahora una puerta a una nueva línea de medicamentos que podrían ayudar a aceptar el dolor bloqueando esa aversión.


El estudio, publicado en Nature, parte de la idea de que estos sentimientos negativos son causados por la liberación de un neurotransmisor llamado dinofina que está situado en el núcleo accumbens de nuestro cerebro e inhibe la capacidad de experimentar placer. Investigadores de la Universidad de Washington bloquearon los efectos de este neurotransmisor del sistema nervioso para ver si podría eliminar los efectos depresivos del dolor en las ratas. Para hacerlo, les enseñaron a presionar una palanca para recibir una recompensa azucarada y después inyectaron en algunas una sustancia que causó inflamación en la pata. Como se esperaba, estas ratas se desmotivaron y optaron por enfadarse en lugar de continuar presionando la palanca.

Cuando el equipo administró un compuesto que bloqueaba la liberación de dinorfina, volvió el apetito de las ratas por la indulgencia azucarada y les impulsó a presionar la palanca a pesar de sufrir aún dolor. Los autores del estudio concluyen que la interacción entre la dinorfina y los receptores de opioides kappa es el principal impulsor de la respuesta emocional al dolor en las ratas.

Sin potencial adictivo
Se necesita más investigación para confirmar si el hallazgo funciona en humanos. Si así fuese, se podrían crear nuevas líneas de analgésicos diseñadas para proporcionar respuestas positivas frente a angustia. En la actualidad, la mayoría de los analgésicos recetados se dirigen a los receptores opioides mu, amortiguando la sensación física de dolor. Pero son altamente adictivos.

Los futuros analgésicos dirigidos a los receptores opioides kappa, en lugar de los receptores opioides mu, podrían permitir a los pacientes superar su aversión al dolor, restaurando así su calidad de vida a través de una ruta diferente. El autor del estudio, José Morón-Concepción, ha declarado en un comunicado que, al abordar los aspectos emocionales del dolor, “esperamos que el dolor sea menos debilitante para que los pacientes”.




La bebida que te hará bajar un talle en un mes

Sabemos que el jengibre tiene propiedades muy poderosas y si hay algo que puede hacer es ayudarle a perder algunos kilos.


De acuerdo con los estudios publicados por The New York Academy of Sciences esta raíz ayuda a reducir los índices de obesidad, combate la diabetes y mejora la circulación.

Si querés perder hasta un talle en un mes, el jengibre también es la respuesta. ¿Cómo lograrlo? Seguí los siguientes pasos:

Herví un litro de agua y cuando rompa el hervor agregá tres cucharadas de jengibre troceado y dejalo por cinco minutos.

Agregá unas hojas de menta, tres rodajas de limón y una varita de canela.

Consumí el líquido durante el día y verás que estarás menos inflamada. Además, al cabo de un mes podrías perder un talle.





Reapareció el "Momo Challenge". Qué hacer cuando aparece en videos infantiles

En los últimos días, la reaparición de Momo, el protagonista del peligroso desafío virtual que se popularizó durante el año pasado entre jóvenes usuarios de Whatsapp, generó una alerta en padres que se volvió viral en las redes. Esta vez, el ser deforme e irreal irrumpió, según las denuncias, en videos infantiles en la plataforma de YouTube Kids, como Peppa Pig, y en videojuegos como Fornite. 

"Esto no es algo que comparto porque simplemente me lo contaron. Lo viví en carne propia y sinceramente me puso los pelos de punta", escribió Fernando Freire al comienzo de un posteo en Facebook que se viralizó rápidamente por Whatsapp. Allí, el hombre describe que luego de haber leído los mensajes de otros adultos preocupados, decidió mostrarle a su hijo de cuatro años, quien suele mirar Youtube, una foto de Momo para ver su reacción. La respuesta, fue un grito que hizo que al padre le corriera "frío por la espalda".

"Sácalo, sácalo que es malo, me da miedo, me dice cosas feas", le dijo el niño. "Le pregunté si lo conocía y me dijo: 'Sí, aparece en los videos'", continuó el padre.

María Zysman, psicopedagoga, fundadora de Libres de Bullying y quien lleva años trabajando sobre el uso responsable y seguro de las redes sociales, explica que en el Momo Challenge, el "juego" que se viralizó el año pasado y que fue comparado con el reto de la Ballena Azul, se invita a niños y jóvenes a cumplir retos extremos. Además, se amenaza con castigarlos en caso de desobedecer o recurrir a un adulto. Robo de información; incitación a las autolesiones, al suicidio y a la violencia; depresión; insomnio e extorsión, son algunos de los peligros asociados al desafío.

"Desde hace unos años hemos notado la aparición de personajes más o menos virulentos, con mayor o menor presencia, que se infiltran en videos que consumen chicos muy chiquitos. Hay motivos reales para preocuparse pero también hay mucho para hacer para mejorar el vínculo de los chicos con la tecnología", asegura Zysman.

Cuenta que hablando de Momo con los chicos en las escuelas, le pasó como nunca antes "de percibirlos y notarlos realmente asustados". "Algunos se ponían a llorar pensando que solo con nombrarlo se iba a hacer real. Como no están pudiendo hablar y los padres se asustan pero muchas veces no actúan preventivamente, los chicos están muy asustados", continúa la especialista.

Según Zysman, para poder acompañar es "imprescindible conocer" y enumera: qué les gusta a nuestros hijos, en qué páginas y sitios se mueven, qué les da miedo, qué necesitan. "Los chicos más vulnerables a caer en este tipo de 'juegos' son aquellos que necesitan elevar su autoestima y demostrar que haciendo algo son valientes, son poderosos y salen sanos y salvos de aquellas travesías sin darse cuenta que están jugando con fuego. Momo es un nombre ficticio que se le da a un tipo de actividad que pone en riesgo la salud mental, social, emocional y afectiva de todos nuestros chicos".

Diálogo siempre clave
Zysman advierte que la modificación de videos infantiles con propuestas negativas, es algo que suele darse con frecuencia. "Muchas veces uno cree que está tranquilo porque los chicos están mirando dibujitos en YouTube Kids, pero sepamos que todo esto se puede 'trampear' de alguna manera. En estos videos pueden aparecen parodias que incluyen drogas, sexo y violencia. Entonces, dato número uno, no los dejemos solos viendo ni el dibujito más inocente".

Para ella, cuando algo genera miedo, muchas veces se calla. "El primer tip para trabajar con los chicos es transmitirles que si alguna vez sienten miedo, asco, rechazo a algún contenido que están consumiendo o frente a un intercambio con una persona, tienen que pedirle ayuda a mamá, papá, un hermano mayor, la abuela o la maestra, para poder detectar situaciones de riesgo", subraya la psicopedagoga.

Carolina es mamá de tres varones de 12, 8 y 4 años. Antes de ayer, luego de que circulara en el chats de madres la alerta por la reaparición de este personaje, le mostró a los dos mayores una imagen de Momo. "El de 8, me abrazó y me pidió que por favor no se lo mostrara, que le daba mucho miedo. El primero abrió grandes los ojos y puso cara de pícaro, como si hubiese descubierto algo. Ahí fue cuando les pregunté dónde lo habían visto y me contaron que fue el año pasado, en una pijamada, cuando otro nene se los mostró", relata Carolina.

"Después me acordé que en ese momento el del medio me había preguntó si Momo existía. Yo lo desestimé y le dije: 'No existe, no creas todo lo que dicen'. Esa reacción que tuve me pone loca, porque quizás para él fue un padecimiento y no me lo puedo contar porque yo lo desestimé", se lamenta la madre. "La bajada que les voy a hacer hoy en la cena es: 'El día que aparezca de nuevo en algún video u otro lugar, me tienen que venir a avisar'".

Para Zysman, "instalar aplicaciones de control parental en los dispositivos tecnológicos de los chicos una opción válida, pero mucho más importante es ofrecernos como referente para que no solo hablen, sino que griten cada vez que alguien les pida mantener en secreto su relación".

Generar canales de diálogo, es clave. "Tenemos que hablar de la vida digital como algo más: así como le preguntamos qué hicieron en el jardín o qué tomaron en la merienda, preguntarles qué juego nuevo tienen, cuál es su héroe preferido, si tienen amigos que también usan esas redes, y preguntarle específicamente si alguna vez vieron algo que los asustó, mostrándoles que a nosotros también hay cosas que nos dan miedo, para que no se sientan avergonzados", aconseja Zysman.

Respecto de los mecanismos de control parental, advierte: "Hay muy buenos filtros y muy buenas maneras de acompañar a nuestros hijos en este crecimiento, pero ningún mecanismo de control parental va a reemplazar lo imprescindible de nuestra presencia acompañándolos en este proceso. La mejor aplicación que conocemos todos los que trabajamos en esto es el diálogo".