Páginas

sábado, 30 de marzo de 2019

Humor chistoso







¿Quién inventó el papel higiénico?

Los chinos, grandes conocedores del papel, crearon uno especial para la higiene de las zonas genitales después de llevar a cabo las deposiciones. No está claro cuándo comenzó a ocuparse. Existe la versión de que en el primer papel higiénico moderno se fabricó en 1391, cuando se creó para las necesidades de la familia de los emperadores. Cada hoja de papel estaba incluso perfumada.


Sin embargo, se sabe que ya en el siglo VII algunos viajeros europeos manifestaron que lo empleaban en lugar de lavarse con agua, como era la costumbre en aquella época.

La producción de este papel con uso muy específico se intensificó en los siguientes siglos, aunque su uso estaba por lo general reservado a dignatarios y miembros de la corte imperial. En Europa, mientras tanto, la gente se limpiaba casi con cualquier cosa que tuviera a la mano –– en el caso de los romanos, con esponjas empapadas de agua con sal que eran ensartadas en el extremo de una varita ––.

El papel higiénico no se difundió en el mundo sino hasta el siglo XIX. Se identifica al estadounidense Joseph Gayetty como el introductor de su versión comercial que, a partir de 1857, lo proyectó hacia la modernidad.

Gayetty nació en Massachusetts, EE. UU., Y trabajó en Nueva York, donde se le ocurrió la idea del papel higiénico. Su producto se comercializó y estaba destinado a ser utilizado como un accesorio médico.


El producto contenía hojas sueltas de papel manila humedecidas con aloe. Joseph fundó The Gayetty Firm para la producción de papel higiénico en Nueva Jersey. Este primer papel medicado con aloe recibió el nombre de Gayetty’s Medicated Paper.

Los primeros paquetes eran de 500 hojas de 14 x 21 cm. Aproximadamente el 95% de su producción se enviaba a Inglaterra y el resto era vendido en Estados Unidos. Joseph Gayetty imprimió su nombre en cada hoja. Desafortunadamente, este invento falló y no se siguió comercializando.

Las cosas cambiarán para los inicios de esta idea. El primer intento de lanzar al mercado el rollo de papel sería del inglés Walter Alcock, en 1879, pero sin éxito, y un año después, los hermanos Edward y Clarence Scott de Filadelfia, darían una vuelta al invento comercializando.


En 1879, los hermanos Scott fundaron la Scott Paper Company. El papel higiénico de la Scott Paper Company fue el primer papel higiénico vendido en rollos. Comenzaron a comercializar toallitas de papel en 1907, y servilletas de papel en los años 1930. En 1995 Scott Paper se fusionó con el grupo Kimberly-Clark que ha conservado el nombre de la marca. En Europa se comercializa bajo la marca Scottex.

Hoy su uso está ampliamente extendido, excepto por los habitantes de horizontes poco desarrollados en los que aún no existen, siquiera, servicios sanitarios.

La publicidad del producto, que se distribuía en las farmacias, lo describía como la mayor necesidad de la época. Puede que el mensaje no captara la realidad con precisión, pero tampoco andaba desencaminado.

En la actualidad existen miles de marcas pero la realidad es que quedarse sin papel al ir al baño es una pesadilla, podríamos decir que ¿es una necesidad?




¿La IA solo beneficia a los más poderosos?

A pesar de los grandes beneficios que aporta, todavía hay mucha gente que piensa en los perjuicios de la inteligencia artificial, hasta el punto de señalar que solo beneficiará a los más poderosos. Es lo que dice un estudio reciente de Edelman y WEF.

Un estudio realizado por el Centro de expertos en inteligencia artificial (IA) de Edelman y el World Economic Forum (WEF) es concluyente: la IA solo beneficiará a los más poderosos, perjudicará a los más desfavorecidos y causará desequilibrios sociales. El informe compara la percepción del público en general con la opinión de los líderes tecnológicos que tienen un papel activo en el desarrollo e implementación de la inteligencia artificial, y los resultados son ¿preocupantes?

Si desgranamos un poco más la encuesta realizada, observamos que a pesar de que el 91% de los líderes tecnológicos y el 84% del público general piensan que la IA constituye la próxima revolución tecnológica, persiste el miedo de que, al mismo tiempo, conlleve un impacto negativo en la sociedad, los negocios o la política. Este impacto negativo abarcaría desde los juguetes inteligentes para niños con una potencial invasión de su privacidad, la discriminación de la población con menos recursos o una pérdida de las capacidades intelectuales de los humanos. Cerca de un tercio de ambos grupos, 30% de la población general y 33% de los líderes tecnológicos, consideran que los vídeos “deepfake” generados con inteligencia artificial podrían conducir a una guerra informativa y a conflictos armados.

El estudio de Edelman y WEF explora todos los aspectos derivados de la IA, desde los más evidentes y positivos como un mejor sistema sanitario o industrial, hasta las preocupaciones de una adopción generalizada. En Edelman destacan que “persisten inquietudes sobre el impacto que la inteligencia artificial podría tener en el empleo, como una pérdida masiva de puestos de trabajo y bajos ingresos, o una sociedad más aislada e individualista”.

Otras conclusiones del informe señalan que el 54% del público general y el 43% de los líderes tecnológicos piensan que la IA perjudicará a los más desfavorecidos, y el 67% y el 75% respectivamente creen que beneficiará a los más poderosos. También un 71% del público general y el 65% de los líderes tecnológicos temen que la inteligencia artificial conlleve una pérdida de las capacidades intelectuales de los seres humanos, mientras que el 74% del público general y el 72% de los líderes tecnológicos estiman que los dispositivos con IA reducirán la necesidad de las personas de interactuar, llevando a un aislamiento de los individuos.

Otros datos del estudio concluyen que el 81% del público general y el 77% de los líderes tecnológicos creen que los avances en inteligencia artificial provocarán reacciones conservadoras por una parte de la sociedad que se sienta amenazada. El 51% del público general y el 45% de los líderes tecnológicos coinciden en que los vídeos “deepfake”, producidos con IA, erosionarían de manera importante la confianza de la audiencia al creer que ninguna información es verídica.

Kay Firth-Butterfield, director de inteligencia artificial y Machine Learning en el World Economic Forum, dice que “por los resultados del estudio está claro que las empresas y gobiernos necesitan tomar medidas para asegurarse de que el potencial daño que la IA podría causar no conlleva la pérdida de los beneficios de esta tecnología. La comunidad global tiene que estar alerta de los factores de riesgo asociados con este tipo de transformación y, al mismo tiempo, crear un entorno donde los beneficios se puedan extender al conjunto de la sociedad.”

A pesar de todas estas reservas, lo que se deduce de las respuestas y de las citas literales del estudio es un “deseo de saber dónde nos guiará la inteligencia artificial”. La "curiosidad" gana sobre el "miedo", y esto es lo que nos impulsa hacia adelante a pesar de los riesgos aparentes. ¿Tendrá razón? se preguntan los autores del estudio, ¿el CEO de Google Sundar Pichai cuando señala que la IA es probablemente lo más importante en lo que la humanidad haya trabajado después de la electricidad o el fuego?. ¿O Kai-Fu Lee, CEO de la firma China de capital riesgo Sinovation Ventures, y autor de "AI Superpowers: China, Silicon Valley y el nuevo orden mundial" cuando en enero de este año afirmó que "la inteligencia artificial va a cambiar el mundo más que nada en la historia?





Los girasoles que pintó Van Gogh tenían una mutación solamente descubierta en 2012

Los girasoles que Vincent Van Gogh pintó hace más de un siglo eran portadores de una mutación genética desconocida que no se descubrió hasta el año 2012. Normalmente, la inflorescencia del girasol está compuesta por dos tipos distintos de flores. Uno en el perímetro exterior, en forma de una única serie de pétalos largos, aplanados, amarillos y fértiles. Y otro en su centro, formado por cientos o miles de flores pequeñas en forma de tubo que producen las semillas.


Sin embargo, los girasoles de los cuadros de Van Gogh son ligeramente distintos a los normales. Tienen múltiples bandas de pétalos amarillos y una proporción mucho menor de flores tubulares en el centro. "Las florecitas del disco interno se han transformado y son muy parecidas a las del externo", explicaba a la agencia SINC el investigador John Burke, coordinador de un estudio de la Universidad de Georgia (EE UU) publicado en la revista PLoS Genetics. Los investigadores han descubierto que el aspecto de los girasoles mutantes es debido a que el gen HaCYC2c se activa en un sitio indebido. "Normalmente este gen está activo solo en las flores exteriores, pero en los mutantes también lo está en el disco central", afirma Burke.

En el estudio, John Burke y sus colegas cruzaron girasoles normales con mutantes para descubrir que existían dos mutaciones, una dominante que causaba las flores dobles y una recesiva que daba un tercer tipo de flor tubular con características intermedias. Con técnicas más modernas, los investigadores secuenciaron el gen mutado y también centenares de variedades de girasol. Encontraron que las flores normales siempre tenían el HaCYC2c intacto, y que las flores dobles y las tubulares siempre tenían la misma mutación. ?Estos resultados son la evidencia de que la mutación que hemos identificado es la misma que plasmó van Gogh en su momento? concluye Burke.

Además de su interés histórico el descubrimiento puede tener repercusiones económicas, ya que estas flores ornamentales son muy apreciadas en el mercado.







Donald Trump: Soy mejor porque tengo mejores apartamento, mas dinero, mas cerebro y mejores barcos

El mandatario estadounidense también ha afirmado que es a sus partidarios a quien debe llamarse la "súper élite", porque tienen "más dinero, más cerebros, mejores casas, apartamentos y mejores barcos".

El presidente de EE.UU., Donald Trump, arremetió contra las "élites" liberales, hablando en su mitin de campaña en Michigan este jueves, elogiando a sus partidarios y a él mismo, considerándolos la verdadera élite.

"Soy más inteligente que ellos, fui a mejores escuelas que ellos, tengo mejores apartamentos que ellos, estoy mejor educado", dijo Trump hablando de las élites liberales. "Tengo una casa mucho más hermosa, tengo todo mucho más hermoso. Y yo soy presidente y ellos no", añadió.

"Tenemos más dinero, más cerebros, mejores casas y apartamentos, mejores barcos, somos más inteligentes que ellos y ellos dicen que son la élite", dijo el presidente, refiriéndose y él mismo y a sus partidarios. "Tú eres la élite, nosotros somos la élite".

Trump también ha asegurado que sus partidarios incluso deberían ser denominados la "súper élite".




Esto es lo que pasa si no te lavas el pelo durante un año

El año pasado un estudio de la Universidad de Columbia indicaba que nadie debería lavarse el pelo todos los días porque destruye las glándulas protectoras de la piel. Sin embargo, si vamos al caso extremo, no lavarte el pelo en 365 días, ¿qué ocurría? La respuesta corta: nada bueno.

De esto va la última pieza de los chicos de Science Insider, quienes contactaron con expertos para que les aclarasen o explicaran las consecuencias. Según contaba la dermatóloga Angel Jhelum del hospital de Nueva York:

Lo que hacen la mayoría de los champús es lo que se llama saponificación, es decir, el proceso químico por el que tu champú llega y se envuelve alrededor del aceite que produce tu cabello y la suciedad. Ocurre que cuando te enjuagas sale algo de lo que produce tu cabello.

Dicho de otra forma, la mayoría de los champús convencionales son demasiado buenos en su trabajo, llegando a quitar también demasiado aceite de nuestro cabello hasta el punto en que nuestro organismo produce aceite extra para compensar.

En el caso de no lavarnos el cabello, los primeros días sin champú el pelo lucirá mucho más graso de lo normal, especialmente si tienes un tipo de cabello liso: Según Jhelum: Los aceites del sebo, lo que humecta el cabello y evita que se seque, tienden a avanzar por el tallo del cabello más rápido para que el pelo se sienta graso o sucio.

Antes de un mes sin lavarlo el aceite habrá cogido una buena cantidad de células muertas de la piel y la suciedad, posiblemente incluso bacterias que podrían comenzar a hacer que nuestro cuero cabelludo pique e incluso empiece a oler fuerte. “Pasado un mes es muy posible que tengas bastantes bacterias en el cuero cabelludo”, explica la dermatóloga.

Entre seis meses y un año todo la suciedad puede obstruir los folículos pilosos, lo cual supone que podrían evitar que el cabello nuevo crezca, en última instancia conduciendo a la pérdida o caída del cabello. Además, también hay riesgo de que el cuero cabelludo se infecte de todas las bacterias acumuladas. Para Jhelum: Por tanto, cuánto más tiempo pasas sin lavarte el pelo irán apareciendo signos en forma de nuevos protagonistas: piel escamosa, olor fuerte o granos que indican que tienes una infección en el cuero cabelludo como resultado de las bacterias.

Por el contrario, los expertos explican que enjuagar el cabello con una limpieza suave (con bicarbonato de sodio, o simplemente agua pura), a menudo es suficiente para prevenir cualquier sensación de picor, pérdida de cabello o infección. Entonces, ¿con qué frecuencia deberíamos lavarnos el pelo?

Depende de la persona y el tipo de cabello. Factores como el tipo de piel o la textura del cabello son muy importantes. Por ejemplo, los expertos recomiendan que si tienes el cuero cabelludo graso, probablemente necesites lavarte el cabello con más frecuencia, de 3 a 4 veces, y las personas con cabello fino y liso probablemente necesiten champú al menos dos veces por semana o incluso tres.

“El cabello áspero o rizado ralentiza la propagación del sebo, por lo que si tienes este tipo de cabello, es posible que solo tengas que lavarlo una vez a la semana”, zanjan los expertos en Columbia en su trabajo de 2018.




¿Por qué los peces tienen tanto Omega3?

Este ácido graso está asociado a innumerables beneficios para la salud: protege frente a enfermedades cardiacas, disminuye los niveles de colesterol y de triglicéridos, reduce la presión sanguínea y tiene interesantes propiedades antiinflamatorias.


 El problema es que el cuerpo no es capaz de producirlo, así que hay que asimilarlo a partir de los alimentos. El más socorrido es el pescado azul, puesto que alrededor del 10 por ciento de su peso es grasa. Pero los peces tampoco son capaces de sintetizar este compuesto beneficioso; también ellos lo obtienen de su dieta.

En realidad, hay que dar las gracias al plancton marino, un ingrediente que alcanza hasta 3.000 euros el kilo si se adquiere por separado. El plancton tiene 30 veces más omega 3 que el aceite de oliva y está tan disperso por el mar que su concentración en el organismo de los peces es inevitable. Además, la cadena trófica provoca que los pescados que más “pezqueñines” comen también sean más ricos en omega 3. La cantidad de grasa del pescado aumenta por factores como la edad y el momento del año, y es mayor si el pez nada en agua más fría y cuando está a punto de desovar.

Y si lo tomamos en forma de suplemento, ¿tiene el mismo beneficio?En 2018, un estudio realizado por la Universidad de East Anglia sobre 117.000 pacientes concluyó que no existían evicencias de sus beneficios sobre el cuerpo humano si el omega 3 llegaba en forma de suplementos fuera de la dieta. De hecho, arrojaba conclusiones de que no había suficiente información fiable como para asegurar que reduce el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Tanto este como otros estudios ponen en duda que una pastilla pueda solucionar un problema de salud que se vería mejorado con una mejora en los alimentos que tomamos.





Hipnótica y variada selección de GIFS (163)







¿Por qué sólo el idioma español utiliza signos al principio y al final de una oración?

Sí, nuestro idioma es la única lengua en la que los signos de interrogación y de exclamación son dobles, es decir, que se ponen no sólo al final de la frase, como se hace en el inglés, el francés o el alemán, sino también al principio.


El origen de ambos signos es bastante antigua, el de admiración se veía en manuscritos antiguos medievales, y el de interrogación se lo debemos, según la Real Academia de la Lengua, a la dinastía francesa de los Carolingios, que dominó Europa Occidental del siglo VIII al X.

En sus orígenes ambos signos solo se utilizaban al final de las frases. Después de muchos debates entre académicos se llegó a la conclusión de que el signo de interrogación final no era suficiente.

La idea de ponerlo desde un inicio de las frases era para marcar el tono con el que se tenía que leer, ya fuera preguntando o exclamando.

En 1753 los académicos tomaron la decisión de invertir los mismos signos para utilizarlos al principio de las frases. Pero no se ponían de acuerdo, en un principio se consenso que se tenían que usar solo en las frases largas, después no sabían que tan largas tenían que ser para poder utilizar los signos.

En 1870 la Academia ordenó esto y estableció que todas las preguntas, largas o cortas, tenían que empezar con el signo de interrogación.

El signo de admiración, que después sería nombrado como ‘signo de exclamación’ en los tratados de ortografía, se tardó más en ser reconocido como signo doble, esto ocurrió hasta el año de 1884 .





Hoy se celebra la "Hora del Planeta"

Los efectos del cambio climático sobre la naturaleza son muy visibles. Temperaturas cada vez más altas, prolongadas sequías, fenómenos meteorológicos extremos. El cambio climático es una de las principales causas de pérdida de biodiversidad, así que la ‘La Hora del Planeta’ conectará a cientos de millones de personas en el mundo para que actúen contra esta amenaza.

‘La Hora del Planeta’ nació en 2007 en Sídney como gesto simbólico para llamar la atención sobre el problema del cambio climático.

Un sencillo gesto que consiste en apagar las luces de hogares, negocios, edificios y monumentos emblemáticos durante una hora. Una sencilla acción que después articularía un creciente movimiento mundial por el Planeta.

Ya forman parte del movimiento de defensa de la naturaleza miles de ciudades de 188 países que apagaron más de 17,000 monumentos y edificios icónicos, uniendo a ciudadanos, empresas, ayuntamientos e instituciones para, entre todos, “cambiar el cambio climático”.

‘La Hora del Planeta’ pide la unión los ciudadanos, ayuntamientos y grupos políticos, empresas y organizaciones, para lograr un mundo más respetuoso con la naturaleza.

Cada año se suman más y más empresas y personas. Este año, por ejemplo, el canal SYFY se unirá a esta misión con el propósito de generar consciencia sobre el cuidado del planeta y lo hará extensivo a sus espectadores.

En la actualidad ‘La Hora del Planeta’ promueve acciones directas para luchar contra el cambio climático y desarrollar iniciativas de conservación más allá de la acción climática. Y así, esta acción se ha convertido en una oportunidad única en defensa del Planeta, promoviendo estilos de vida sostenible, fomentando el desarrollo renovable, conservando nuestros bosques, mares y recursos naturales o luchando contra la pérdida de biodiversidad.

Dependemos de la naturaleza para vivir. No solo nos da el aire que respiramos, el agua que bebemos, los alimentos, medicinas y el refugio que necesitamos, sino que sustenta el propio sistema económico mundial. Sin embargo, la destrucción de hábitats, el tráfico de especies, la contaminación y el cambio climático está provocando una degradación de la naturaleza sin precedentes.

Pero también estamos viviendo una transición ecológica que es imparable. Por fin, gobiernos, ciudades, empresas y ciudadanos de todo el mundo se están movilizando y miles de iniciativas en favor del clima y la naturaleza se están produciendo.

Actúa por el Planeta
En esta Hora del Planeta 2019 se seguirá pidiendo la unión de millones de personas en todo el mundo para apagar las luces y actuar por la naturaleza.

¿Cómo puedo actuar? Yendo más allá. Además de apagar la luz durante una hora, este año te animamos a que el día 30 de marzo te sumes a algunos de los retos que te proponemos por el bien de la naturaleza. En la página de la hora del planeta encontrarás toda la información para sumarte a los retos y tener éxito.

Apaga por la naturaleza y únete al reto.

30 de marzo de 2019, de 20:30 a 21:30 horas

¡Hay muchas razones para apagar la luz y conectarte con el planeta!