Páginas

lunes, 22 de abril de 2019

A los amantes de la soledad les encantarían estos lugares para vivir (29 imágenes)







Lo que ocurre aquí no es nada normal (20 imágenes)






Afortunadamente la inteligencia de los niños evoluciona rápidamente (20 imágenes)







Tatuajes imaginativos y muy apropiados (21 imágenes)







La niña de 9 años que parodia las vestimentas de las famosas (30 imágenes)







Humor odiado







Cómo poner emojis en los nombres de archivos y carpetas en Windows 10

El explorador de archivos de Windows 10 es una de las herramientas más utilizadas cada día por los usuarios del sistema, ya que permite navegar por todas las carpetas y archivos almacenados en el ordenador. Además, desde el explorador de archivos podemos crear nuevos archivos y carpetas, eliminarlos o incluso cambiarlos de nombre. A continuación, vamos a mostrar cómo usar emojis en los nombres de archivos y carpetas de Windows 10.


Es posible que alguna vez hayas intentado añadir algún símbolo en el nombre de un archivo o carpeta y Windows no te lo haya permitido, ya que hay ciertos caracteres que el sistema operativo de Microsoft no admite. Sin embargo, aunque todavía muchos usuarios lo desconocen, es posible añadir emojis en los nombres de archivos y carpetas de Windows 10.

De esta manera, podemos personalizar nuestros archivos y carpetas de una manera un tanto peculiar, ya que podremos tener archivos o carpetas con un nombre formado por algunos de los emojis más populares. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es abrir el explorador de archivos de Windows 10 y navegar hasta la carpeta o archivo que queremos renombrar. Una vez localizado, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre él para seleccionar la opción Cambiar de nombre o bien lo seleccionamos y pulsamos la tecla F2.

Esto hará que el nombre del archivo o carpeta se muestre editable, momento en el cual tenemos que pulsar la combinación de teclas Win+”.”. Esto hará que se nos muestre una ventana emergente con todos los emojis de Windows 10. A medida que vayamos escribiendo el nombre del archivo se nos irá filtrando los emojis que coincidan con aquello que estamos escribiendo, aunque también podemos seleccionar los emojis que queremos añadir al nombre del archivo o carpeta de forma manual haciendo clic sobre cada uno de ellos.


En la parte inferior de la ventana vamos a encontrar las opciones de ir a los emojis utilizados recientemente, emoticonos y animales, contactos, celebraciones y objetos, comida y plantas, transportes y lugares o símbolos. De esta forma, podremos ir añadiendo tantos emojis como queramos al nombre de un archivo o carpeta del equipo, siempre y cuando no superemos la máxima longitud permitida. Una vez que hemos añadido los emojis que queramos, basta con cerrar la ventana y hacer clic en cualquier parte de la ventana del explorador o pulsar Enter para que el nombre se quede guardado.




El rostro humano evolucionó debido a las emociones

La necesidad de expresar emociones, junto con los factores mecánicos, han determinado la evolución del rostro humano, indica un estudio publicado el pasado lunes en la revista Nature Ecology and Evolution.


La comunicación no verbal
Al examinar los cráneos de homínidos de un período de 4,4 millones de años, un grupo internacional de antropólogos reveló que uno de los motores de la evolución del rostro fue el mejoramiento de la gesticulación facial, uno de los principales medios de la comunicación no verbal.

Este proceso, subestimado por estudios previos, permitía crear un círculo social más grande, según los científicos.

"Ahora podemos utilizar nuestros rostros para señalar más de 20 categorías diferentes de emociones", cita EurekAlert! a uno de los autores del estudio, Paul O'Higgins, de la Universidad de York: "Es poco probable que nuestros primeros antepasados tuvieran la misma destreza facial, dado que la forma general de la cara y las posiciones de los músculos eran diferentes".



El clima y la dieta
El rostro humano, mucho más suave y capaz de una variedad más grande de movimientos que los antepasados lejanos, también ha evolucionado por factores mecánicos.

Así, otro integrante del equipo, Rodrigo Lacruz, dijo a NYU News, que el tamaño de la cavidad nasal, que puede mover la parte mediana de la cara adelante o atrás, depende del clima. Si la temperatura media global aumenta en unos 4 ºC, habrá que anticipar los cambios fisiológicos correspondientes, asegura el científico.

Además, con la 'domesticación' del fuego y el procesamiento de los alimentos disminuyeron los músculos para masticar. Este proceso se ha acelerado con la transición a la agricultura y el crecimiento de las ciudades.

"Las dietas modernas más blandas y las sociedades industrializadas pueden significar que el rostro humano siga disminuyendo de tamaño […] Es probable que la evolución del rostro humano continúe mientras nuestra especie sobreviva, migre y encuentre nuevas condiciones ambientales, sociales y culturales", opina O'Higgins.




Las contraseñas más hackeadas

El Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) de Reino Unido reveló este domingo cuáles son las contraseñas más 'hackeadas'.


La encuesta realizada por el centro pone de manifiesto que muchos usuarios no saben cómo evitar ser víctimas de un crimen cibernético, ya que el 42 % de los entrevistados espera perder dinero por el fraude electrónico. Al mismo tiempo, solo el 15 % sabe cómo protegerse de una actividad dañina en Internet.

El estudio concluye que menos de la mitad de los encuestados utilizan una contraseña segura, siendo la mayoría de ellas son muy fáciles de adivinar, y acompañó sus conclusiones con una lista de las 100.000 contraseñas más 'hackeadas'.

'123456' es la contraseña menos segura de todas, pues la utilizaban 23,2 millones de personas que fueron víctimas de cibercriminales. La siguen '123456789' y 'qwerty', las primeras letras de la línea superior del teclado, la palabra 'password' y '1111111'.

El informe advierte que es peligroso utilizar el nombre de nuestros equipos de fútbol o de nuestras bandas musicales favoritas para proteger sus datos confidenciales.

Más de 280.000 internautas británicos que usaban la palabra 'liverpool' como contraseña fueron víctimas de un 'hackeo'. En el 'top 3' de los nombres de equipos de fútbol usados para proteger datos personales, también aparecen 'chelsea' y 'arsenal'.

Entre los nombres de bandas musicales usadas como contraseñas poco seguras, los primeros puestos los ocupan 'Blink 182', '50 cent', 'Eminem', 'Metallica' y 'Slipknot'.
Asimismo, Superman se reveló como el personaje más popular entre los nombres usados en contraseñas, seguido por Naruto, Tigger, Pokemon y Batman.

"Sea creativo y utilice palabras recordables para usted, para que la gente no pueda adivinar su contraseña", aconseja Ian Levy, director técnico del centro, señalando que es recomendable combinar tres palabras aleatorias para proteger nuestros datos.



La razón por la que te mareas en un automóvil en marcha

Todo montado en el coche, la familia a bordo, prontos para salir y a los pocos minutos comienza la odisea común para muchos: esa sensación progresiva de malestar, mareo que a menudo termina en vómitos. ¿Qué pasa? Básicamente lo que está ocurriendo es que nuestro cerebro funciona correctamente, aunque en el contexto equivocado.


Varios estudios científicos señalan que los mareos propios del coche podrían ser el resultado de que nuestro cerebro reaccione a lo que cree que es un ataque repentino de envenenamiento.

Cuando estamos en un vehículo, el cerebro recibe mensajes contradictorios sobre el entorno: nuestro cuerpo nos indica que estamos quietos, pero el cerebro sabe que estamos en movimiento. El tálamo reúne esta información y, aunque pueda deducir qué está sucediendo, a menudo llega a la conclusión de que el culpable es un veneno y decide activar los “sistema de emergencia”: vomitar.

Los expertos creen que este tipo de mareos se produce porque los humanos han empezado a viajar recientemente en vehículos como automóviles, autobuses y barcos, y nuestros cerebros aún no se han adaptado por completo.

"Tan pronto como el cerebro se confunde en este tipo de situaciones – explica el neurocientífico Dean Burnett, en su libro Idiot Brain: What Your Head Is Really At (Cerebro idiota: en qué está realmente tu cabeza) – , dice “no sé qué hacer, así que simplemente dispararé las alarmas de intoxicación, por si acaso". Y como resultado, tenemos mareos porque el cerebro está preocupándose constantemente por ser envenenado”.

Mirar por la ventana puede ayudar, porque le asegura al cerebro que nos estamos moviendo y todo está bien. Sin embargo, leer un libro, un mapa o mirar una película, puede empeorar las cosas, porque son estrategias que quieren convencer al cerebro de que realmente estamos quietos.




Tu salario está fijado por tu ADN

Jeff Bezos, Bill Gates, Warren Buffett, Bernard Arnault y familia, Carlos Slim, Amancio Ortega o Mark Zuckerberg, de sólo 33 años. ¿Qué tienen en común estos hombres, además de un patrimonio millonario y un cerebro privilegiado para las finanzas? De confirmarse el hallazgo de un grupo de investigadores de la Universidad de Edimburgo podrían compartir también los genes de la riqueza. Un equipo liderado por el experto en estadística David Hill acudió a la base de datos Uk Biobank, con más de 500.000 perfiles genéticos de individuos británicos, para tratar de desentrañar en el ADN alguna razón biológica que lleve al dinero.

La iniciativa de Hill es inaudita porque habitualmente esta base se usa en la investigación contra el cáncer o para estudiar el origen de enfermedades neurodegenerativas. Pero este investigador aportó un argumento de peso: “El vínculo entre los individuos más adinerados y la buena salud a menudo se establece valorando factores ambientales, como el acceso a información de calidad. la exposición a un ambiente estresante o dañino, comportamientos poco saludables como fumar, tener una dieta poco sana y un consumo excesivo de alcohol, así como la falta de actividad física”. ¿Por qué no probar otro enfoque diferente?

En su trabajo, Hill entrevistó a 286.000 miembros del banco británico UK Biobank y los dividió en cinco grupos según su nivel de ingresos. En las personas con menor salario encontró algunas variantes genéticas menos ventajosas, mientras que en las más adineradas identificó hasta 30 posiciones o loci con un papel interesante en el nivel de inteligencia. 18 de ellas tendrían un vínculo directo con habilidades cognitivas. ¿Es suficiente para determinar que son los genes de la riqueza?

Conclusiones discutibles
El genetista Julien Larregue opina que el estudio simplemente establece una relación del genoma con las capacidades cognitivas y le parece inadecuado desvincular el entorno con la estructura del cerebro. También habría que definir exactamente el concepto de inteligencia al que se refiere Hill y qué otras circunstancias, económicas, sociales o individuales, podrían estar relacionadas con el nivel de renta de un individuo.

No es la primera vez que el dinero despierta este interés científico.Otro equipo, dirigido por Philipp Koellinger, un economista de la Vrije Universität en Amsterdam, inició un proyecto sobre el mismo tema pero se realizó de manera diferente. Con más de 800.000 individuos, su equipo ha desarrollado un algoritmo que calcula los ingresos de una persona utilizando varios parámetros, como el tipo de trabajo, edad y sexo. Koellinger tiene también previsto incluir ciertos rasgos genéticos.





¿Hombres o mujeres? ¿Quiénes ocultan mejor la infidelidad?

Un grupo de investigadores de la Universidad de Australia Occidental, liderados por Yong Zhi Foo, ha realizado una encuesta entre 1.516 voluntarios adultos (de ellos 924 eran mujeres). Y si hombres y mujeres los ven por igual. Estos debían observar imágenes de 189 adultos (101 hombres y 88 mujeres), y puntuar, en una escala de 1 a 10 (siendo 10 muy probable que fuera infiel), cuáles de ellos era más probable que fueran infieles a sus parejas.

Los resultados, publicados en Royal Society Open Science, muestran que “tanto los hombres como las mujeres eran precisos al evaluar la probabilidad de que los hombres fueran infieles, pero no ocurría lo mismo cuando se evaluaba a las mujeres. Tomados en conjunto, tanto hombres como mujeres mostraron una precisión por encima del azar para los rostros de los hombres, pero no para los de las mujeres”.

¿Hay alguna clave que delate a los infieles? El equipo de Foo analizó las señales faciales comunes en personas infieles y se centraron en dos características: el atractivo y el dimorfismo sexual. “Hay razones sustanciales para vincular estas dos señales con la infidelidad real – explican en el estudio –. Los individuos atractivos son preferidos como parejas sexuales y por lo tanto están sujetos a más intentos por parte del sexo opuesto para atraerlos a relaciones fuera de la pareja. El dimorfismo sexual, particularmente el masculino, se relaciona positivamente con la preferencia por el sexo no comprometido y las relaciones múltiples. Así, en el caso de los hombres el atractivo estaba vinculado a una mayor posibilidad de percepción de la infidelidad, pero en las mujeres, ni el atractivo o la feminidad constituían una medida relacionada con la percepción de infidelidad. Por lo tanto, sigue sin estar claro qué pistas podrían conducir a la precisión en los juicios sobre la infidelidad de las mujeres”.

Para Foo el resultado fue inesperado. “Sorprendentemente – señala el líder del estudio –, a pesar de que los hombres más atractivos fueron calificados como más infieles, tenían menos probabilidades de tener relaciones fuera de la pareja. Pero, aunque los hombres son ligeramente más propensos a traicionar, todavía es difícil detectar posibles trampas en la cara de un individuo. Si vamos a confiar únicamente en nuestras primeras impresiones para detectar tramposos, cometeremos errores sustanciales. Nuestros resultados no deben usarse para basarse en las primeras impresiones”.