Aunque no haya coronavirus: no te toques la cara

"¡No te muerdas las uñas!", "No te refriegues los ojos", "¡No te toques la cara!" - ¿Quién en la infancia no escuchó esto? Los médicos realmente piensan que es peligroso tocar algunas partes del cuerpo con las manos sucias. ¿Cuáles y por qué?

Cara
Si deseas que tu piel esté limpia y saludable, toca tu rostro lo menos posible, especialmente si tienes acné. Además de los gérmenes, hay mucho sebo en nuestros dedos que puede obstruir los poros. Intenta no tocarte la cara a menos que sea absolutamente necesario. O al menos desinfecta tus manos antes de hacerlo.
Ojos
La membrana mucosa del ojo es quizás la parte más sensible y vulnerable de nuestro cuerpo. Al frotar, es muy fácil dañarla, y si la tocas con las manos insuficientemente limpias, es fácil introducir una infección peligrosa. Si sientes picazón o ardor en los ojos, consulta a un oftalmólogo. Si es necesario, te recetará gotas para la sequedad y la fatiga ocular, que alivian la membrana mucosa. El nivel óptimo de hidratación del ojo, por cierto, también es la clave para una buena visión.
Las orejas
El epitelio que recubre los canales auditivos es muy sensible y se daña fácilmente, y el microtrauma y las heridas pequeñas abren el acceso a las infecciones. Además, el hábito de limpiar loss oídos con hisopos de algodón puede provocar daños en el tímpano, la formación de tapones de cera y una pérdida auditiva parcial o incluso completa. Los médicos se han opuesto por mucho tiempo a limpiar las orejas con bastoncillos de algodón.

Nariz
¿Mamá te enseñó a no hurgarte la nariz? Ella tenía toda la razón! Dentro de la nariz viven bacterias beneficiosas que ayudan a hacer frente a los virus y otros patógenos, sin permitir que pasen al tracto respiratorio. Y los dedos pueden traer bacterias dañinas, cuya actividad es poco probable que tenga un buen efecto sobre la salud.

Ombligo
Creo que ahora te sorprenderé un poco: los médicos consideran que el ombligo es la parte más sucia de nuestro cuerpo. La mayor cantidad de bacterias se acumula en este pequeño hoyuelo, y es precisamente a él a quien le prestamos la menor atención mientras nos duchamos. Intente tocarlo con menos frecuencia y lavarlo a fondo.

Boca
Una persona promedio tiene en la boca de 34 a 72 cepas diferentes de bacterias, la mayoría de ellas son inofensivas, y algunas incluso son útiles. Pero los microorganismos que caen en nuestras manos están lejos de ser inofensivos y pueden alterar el ambiente equilibrado de la cavidad oral. Cuando tienes un resfriado, debes tener especial cuidado de no tocarte los labios o la boca, de lo contrario, existe un alto riesgo de agravar el curso de la enfermedad.

Uñas
Esperamos que nunca te muerdas las uñas: este es un hábito muy malo y muy peligroso. En las placas de las uñas y debajo de ellas hay una gran cantidad de bacterias que son difíciles de alcanzar incluso durante un lavado de manos muy completo. Lo mejor que puedes hacer es morderte las uñas con la menor frecuencia posible y, especialmente, no introducirlas en la boca.

Comentarios