Algunas enfermedades que los doctores pueden oler

El olor corporal puede señalar algunas enfermedades, el cáncer, la esclerosis múltiple y el Parkinson, generan aromas muy particulares.

Muchas enfermedades tienen un olor característico, y esto permite detectarlas a tiempo.

¿La enfermedad huele?
El olor corporal puede señalar algo más que el despiste de haber olvidado el desodorante. Algunas enfermedades, incluida el cáncer, la esclerosis múltiple y el Parkinson, generan aromas muy particulares, según Alan Hirsch, director neurológico de Smell & Taste Research and Treatment Foundation en Chicago.

Aunque las pruebas para detectar enfermedades a partir del aroma no están del todo desarrolladas, las investigaciones al respecto continúan, dice el Dr. Hirsch.

¿Por qué las enfermedades huelen?
Las enfermedades modifican cómo funciona el cuerpo, dice Yehuda Zeiri, ingeniera biomédica del campus Kiryat Bergman de la Universidad Ben-Gurion, en Be’er-Sheva, Israel.

“Con las enfermedades se generan ciertos procesos bioquímicos en el cuerpo que implican la generación de pequeñas moléculas volátiles”, explica. “Estas moléculas pueden transportarse hasta los pulmones y ser exhaladas a través de la respiración, además de desecharse a través de la orina y del sudor”.

Diagnosticar enfermedades a través del olfato
Los investigadores han desarrollado maneras de detectar los aromas de cada enfermedad. “Según varias publicaciones científicas, pueden existir esencias de ciertas enfermedades como el cáncer de mama, la diabetes, enfermedades renales y algunas otras que pueden detectarse únicamente por el olfato”, dice la Dra. Zeiri.

Quizá en el futuro los doctores puedan detectar el cáncer y las enfermedades renales a partir del olfato, mientras otros síntomas van apareciendo. Varias patologías podrán ser detectadas de esta manera.

Preeclampsia
La hipertensión durante el embarazo es una de las señales tempranas de la mortal preeclampsia, por esto es tan importante darle seguimiento. Según un estudio de 2016, publicado en Advanced Materials Science, en el 84% de los casos de preeclampsia estudiados, las madres presentaban un olor muy particular.

Así como tu huella digital, tu respiración es única y puede decir mucho sobre tu salud.

Cáncer de pulmón
Existen muchas investigaciones según las cuales el cáncer de pulmón es detectable a través del olfato. Un invento llamado NaNose –un respirador desarrollado en Israel– ha permitido dar un diagnóstico apropiado sobre cáncer de pulmón en el 90% de los casos.

Este artefacto detecta el particular olor emitido por las células cancerígenas, y puede ayudar a detectar la enfermedad de Parkinson, otros tipos de cáncer y ciertas fallas renales.

Enfermedades en las encías
Si tienes una infección en las encías, las bacterias comenzarán a desarrollarse y a desechar sustancias como ácido sulfhídrico que huele a huevos podridos, explica el Dr. Hirsch.

“Este olor nos permite detectar una infección en las encías, un absceso o la falta de higiene bucal”, dice él. “Los abscesos pueden ser difíciles de ver incluso con rayos X, pero el olor le permitirá a tu dentista saber que debe buscar con más cuidado”.

Esclerosis múltiple
Esta es una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo comienza a atacar su propio sistema nervioso. Esto puede causar daño en los nervios y ocasionar sensación de adormecimiento, cosquilleo o problemas de visión. Esta enfermedad suele diagnosticarse mediante resonancias magnéticas, pero también genera un olor muy particular, según un reporte de ACS Chemical Neuroscience.

En este estudio se tomaron muestras del aliento de 146 personas son esclerosis múltiple y 58 personas sanas -y los científicos encontraron un patrón.

Enfermedades infecciosas
¿Te preocupa pensar que quizá estés muy cerca de alguien con gripa? Puede olerlo un poco, según un estudio publicado en Proceeding of the National Academy of Sciences. En este estudio, los participantes identificaron a las personas enfermas dentro del grupo simplemente mediante el olfato.

Diabetes
El aliento de las personas con diabetes tiene un particular olor frutal, dice el Dr. Hirsch. Cuando el cuerpo no produce suficiente insulina, comienza a quemar grasa para usarla como combustible.

Esto puede ocasionar cetoacidosis, si no se atiende propiamente.

Trimetilminuria

También conocida como ‘síndrome de olor a pescado’, la trimetilminuria es un extraño desorden metabólico que ocurre cuando una persona es incapaz de procesar ciertos alimentos, incluyendo huevos, hígados, legumbres, pescado y ciertos vegetales.

Cuando los alimentos se quedan en el intestino sin ser procesados, el cuerpo deja de procesar la trimetilamina, un compuesto orgánico que se desecha a partir del sudor y la orina, y que causa este peculiar olor.

Enfermedades psiquiátricas
El mal olor generalmente es un síntoma de esquizofrenia y de otros tipos de psicosis, dice el Dr. Hirsch. “Los individuos con este tipo de desórdenes suelen temerle a las personas, por lo que no se bañan ni se asean para que nadie se les acerque”, dice él.



Comentarios