Con tu teléfono podrás ver en la completa oscuridad

La tecnología ‘Bat-sense’ genera imágenes a partir del sonido, imitando a los murciélagos. Así, con un móvil o cualquier dispositivo podrás ver lo que ocurre en una habitación totalmente a oscuras.


Los científicos han encontrado una forma de dotar a objetos cotidianos, como los teléfonos inteligentes y los ordenadores portátiles, de un sentido del entorno similar al de los murciélagos.

El núcleo de la técnica es un sofisticado algoritmo de aprendizaje automático que utiliza los ecos reflejados para generar imágenes, de forma similar a como los murciélagos navegan y cazan mediante la ecolocalización.

El algoritmo mide el tiempo que tardan las ondas sonoras emitidas por los altavoces o las ondas de radio emitidas por pequeñas antenas en rebotar dentro de un espacio interior y volver al sensor.

Analizando inteligentemente los resultados, el algoritmo puede deducir la forma, el tamaño y la distribución de una habitación, así como detectar la presencia de objetos o personas. Los resultados se muestran en forma de vídeo que convierte los datos del eco en una visión tridimensional.

Una diferencia clave entre el logro del equipo y la ecolocalización de los murciélagos es que éstos tienen dos orejas que les ayudan a navegar, mientras que el algoritmo está ajustado para trabajar con datos recogidos desde un único punto, como un micrófono o una antena de radio.

Los investigadores afirman que la técnica podría utilizarse para generar imágenes a través de, potencialmente, cualquier dispositivo equipado con micrófonos y altavoces o antenas de radio.

La investigación, expuesta en un artículo de científicos informáticos y físicos de la Universidad de Glasgow publicado en la revista Physical Review Letters, podría tener aplicaciones en materia de seguridad y atención sanitaria.

El Dr. Alex Turpin y el Dr. Valentin Kapitany, de la Escuela de Ciencias Informáticas y la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de Glasgow, son los autores principales del artículo.

Serviría para mantener la seguridad de un edificio sin las cámaras tradicionales, captando las señales reflejadas por un intruso. Lo mismo podría hacerse para controlar los movimientos de pacientes vulnerables en residencias de ancianos. Incluso se podría utilizar el sistema para seguir la subida y bajada del pecho de un paciente en entornos sanitarios, alertando al personal de los cambios en su respiración.

El siguiente vídeo muestra cómo se ve a una persona moverse en una habitación absolutamente a oscuras.




Comentarios