Los genes dictaminan que te guste el café sin azúcar, y el chocolate amargo

El consumo moderado de café y chocolate amargo reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer o Parkinson, pero el gusto por estos sabores puede ser genético.


Investigadores del Northwestern Medicine, en Estados Unidos, han publicado un estudio reciente donde han comprobado que las personas a las que les gusta beber café negro también prefieren el chocolate negro. La razón está en sus genes.

Aquellos que tienen una variante genética con un metabolismo más rápido que la cafeína, eligen el café negro amargo. La misma variante genética se encuentra en personas que prefieren el chocolate negro más amargo al chocolate con leche, que es más dulce.

La razón no es que les guste el sabor, sino es porque asocian el sabor amargo con la activación del estado de alerta mental que esperan de la cafeína. La conexión del chocolate amargo también puede estar relacionada con que el chocolate amargo contiene una pequeña cantidad de teobromina, un compuesto relacionado con la cafeína, que funciona como estimulante del sistema nervioso central.

Se ha demostrado que el consumo de café y chocolate amargo reduce el riesgo de ciertas enfermedades, según corrobora el estudio. El consumo moderado de café reduce el riesgo de enfermedad de Parkinson, enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y varios tipos de cáncer. El chocolate negro parece que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

Aunque otro estudio anterior llevado a cabo por la Universidad de Innsbruck, en Luxemburgo, indicó que las personas que toman café negro manifiestan tendencias psicópatas, el equipo del Northwestern Medicine demostró que estas variantes genéticas se pueden utilizar con mayor precisión para estudiar la relación entre el café y los beneficios para la salud. Antes, los científicos usaban marcadores genéticos para analizar a quienes bebían café en general. Los nuevos hallazgos sugieren que son marcadores más fuertes para determinados tipos de personas que toman café: los que prefieren el café negro.

Según este artículo, alguien que bebe café negro también elige otros alimentos amargos como el chocolate negro. Para este estudio, se utilizaron datos genéticos, dietéticos y de preferencias alimentarias disponibles del Biobanco del Reino Unido y dos cohortes de EE UU. Más de 500.000 personas participaron en este experimento entre 37 y 73 años de edad.

Si queremos obtener los beneficios del café negro, deberíamos consumir de dos a tres tazas al día, dicen los investigadores.



Comentarios