Posiblemente estés usando mal el WiFi de tu casa

La tecnología de conexión inalámbrica a internet, en los últimos años, ha evolucionado de manera notable. Se ha ido adaptando a las necesidades de manera ágil, enfocándose en los últimos años en ofrecer las mejores prestaciones para entornos con muchos usuarios y para conexión a internet. Pero, ¿realmente estás conectando a la WiFi de manera correcta?

Igual no te has dado cuenta, pero actualmente un router puede ofrecer más de una red WiFi. Estas redes actúan en diferentes frecuencias y por supuesto, tienen características bastante diferentes. Pues bien, es bastante habitual que los usuarios se conecten sin mirar y esto hace que hagan un mal uso de la WiFi.

Antes de conectarte a la WiFi, debes saber esto
Para que lo entiendas mejores, actualmente los routers WiFi 5 y 6 ofrecen dos bandas de frecuencias: 2.4 GHz y 5 GHz. Además, puede ser que tengamos un router WiFi 6E, que es una mejora del estándar WiFi 6, que agrega la banda de los 6.0 GHz.

La banda de 2.4 GHz se desarrolló en 1999 para la conexión a internet sin necesidad de cables en entornos domésticos. Actualmente, todos los routers siguen ofreciendo esta banda de conexión, ya que aún hay muchos dispositivos solo compatibles con esta frecuencia.

Hasta la llegada de la WiFi 5, la banda de los 5 GHz no se utilizaba apenas en el ámbito doméstico. Muchos routers, pese a poder, no ofrecían soporte a esta banda antes de la llegada de WiFi 5. Pero, aunque no lo creas, la banda de los 5 GHz también se desarrolló en 1999, aunque no se empezó a adoptar de manera masiva hasta 2014.

Ahora bien, ¿cuál debo usar y por qué? Pues bien, la banda de los 5 GHz ofrece conexiones más rápidas que la banda de los 2.4 GHz. Esto se traduce en menores tiempos de carga, especialmente importante en juegos donde la latencia o ping, importan mucho.

Pero, ahora viene la parte mala de esto y es la cobertura. La banda de los 5 GHz hace uso de ondas más cortas para la transmisión de los datos. Esto hace que la atenuación de la señal cuando hay muros, por ejemplo, sea superior a la banda de los 2.4 GHz. Por esto mismo, la banda de los 2.4 GHz ofrece mejor cobertura que la de 5 GHz cuando hay más obstáculos, como son las paredes.

¿Cuándo debo conectarme a una u otra banda del WiFi?
Todos los routers, salvo que lo desactivemos, ofrecen de manera nativa las dos bandas activas. La banda de los 5 GHz es fácilmente detectable, ya que normalmente se identifica con el nombre de la red seguido de «_5G». Esto nos indica que nos conectamos a la red WiFi en la frecuencia de 5 GHz.

Realmente, son contados los casos en que necesitamos una conexión a 5 GHz. El primer caso, y más obvio, es cuando jugamos, ya que necesitamos una conexión de alta velocidad y baja latencia. También es la conexión que usaríamos si queremos transferir archivos pesados, reduciendo así los tiempos de transferencia.

Desde el smartphone podemos usar la red de 2.4 GHz si la cobertura de los 5 GHz no es muy buena, difícilmente notaremos la diferencia. La SmartTV también se puede conectar a los 2.4 GHz sin problemas, tampoco debería suponer un gran cambio. También es la banda ideal para dispositivos como enchufes inteligentes, luces o cámaras, entre otros.

La realidad es que suele ser bastante indistinguible la conexión a una u otra banda de nuestra red WiFi. Se notará en juegos y en transferencia de archivos pesados, pero poco más. Así que, si tienes baja conexión WiFi en el salón, debido a que la señal del router debe atravesar varios muros, igual te conviene pasar a la banda de los 2.4 GHz, ya que tendrás mayor cobertura (teoricamente).




Comentarios